Recuerda 69 años de la tragedia aérea de Rio Verde Yamasá murieron 32 peloteros y la tripulación

0
924

Santiago, R.D.- La tragedia del día 11 de enero del año 1948, hecho imborrable que ha marcado historia béisbol, en la que murieron los mejores peloteros de la época cuando era transportados en una unidad de Cubana de Aviación que los trasladaba desde Barahona hasta Santiago se accidentó en Río Verde, municipio de San Antonio de   Yamasá provincia Monte Plata.

En la tragedia le costó la vida al equipo de Santiago, que competía en el Torneo Nacional de Béisbol, perecieron los beisbolistas Aquiles Martínez, Loro Escalante, Bombo Ramos, Chino Álvarez, Pedro Báez (Grillo A), Bebecito del Villar, Toñito Martínez, Alberto -Mimo- Estrella, Manuel (Sancho) Tatis, Papiro Raposo.

También, Víctor Saint Clair (Papito Lucas), Antonio Dévora, Boquita Jiménez, Fernando Valerio, Yeyo Hernández, Pepillo Aybar, Maximiliano Rivera (Puchulán) y Miguel (Tatis) Rodríguez, que formaban el formidable equipo Santiago, uno de los favorito para ganar el torneo de 1948 y muchos de ellos eran parte de la Selección Dominicana de Béisbol en ese entonces.

De igual modo los acompañantes Belarminio López, Luis Luque, Luciano Hernández, Arnaldo Cabral, Manuel Tejada, Virgilio de Peña, Miguel Albaine, Enrique Diloné, Enrique Henríquez, Francisco Collado, Elpidio Victoria, Carlos Manuel Rodríguez, Ramón María Hernando y José del Carmen Ramírez.

A pesar de 69 años de este trágico hecho, no obstante se mantiene viva en la conciencia de los dominicanos, ya que los peloteros habían participado en una competencia deportiva en la provincia Barahona en el Sur del país y se trasladaban a Santiago en la Región del Cibao.

En el trágico accidente aéreo perecieron legendarios beisbolistas, fanáticos, dirigentes deportivos santiagueros, dejando una situación muy dolorosa, imborrable, episodio que afectó el alma del pueblo, causó una herida tan profunda que no ha podido cicatrizar durante estos años después del hecho.

La emisora que hacía las veces de vocero oficial del gobierno “La Voz Dominicana”, fue la que retransmitió al aire el sonido ululante y triste de la sirena del periódico “La Nación” e interrumpió sus transmisiones para anunciar que en el paraje de Río Verde.

En las estribaciones de la Cordillera Central, el avión de Cubana de Aviación, que transportaba el equipo de béisbol desde Barahona a Santiago y tras un torrencial aguacero se accidentó en Yamasá provincia Monte Plata cerca de La Cumbre en el municipio de Villa Altagracia.

La noticia sobrecogió el espíritu y paralizó al pueblo dominicano, que en aquel entonces tenía una población que alcanzaba los 2 millones 500 mil habitantes.

Los deportistas que perecieron el 11 de enero de 1948 crearon nostalgia, dolor, calidez por familiares, amigos y deportistas, que se congregaron en el Mausoleo que guarda sus restos.

Este equipo de béisbol Santiago y sus acompañantes son recordados en acto fúnebre realizado a iniciativa de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago (ACDS), realizan el 11 de enero de cada año en el Cementerio de la calle 30 de marzo con la participación de autoridades, dirigentes deportivos, representativos de la industria y el comercio.

ACDS.

El homenaje a los deportistas caídos fuer en el Mausoleo ubicado en la entrada del Cementerio de la Calle 30 de Marzo donde descansan los restos de los deportistas el que fue remozado por orden del Alcalde Abel Martínez.

El periodista América Cabrera, Presidente de la Asociación de Cronistas Deportivos de Santiago -ACDS- en un discurso destacó las cualidades de los atletas fallecidos y los acompañantes.

Cabrera recordó que la República Dominicana perdió a los mejores jugadores de béisbol de la época.

Estaban el Ministro de Deportes, Danilo Díaz; el Presidente del Comité Olímpico Dominicano, Luisín Mejía y el del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicana, Luis Schéker Ortiz.

Habló el Presidente de las Águilas Cibaeñas e inmortal del deporte dominicano Winston (Chilote) Llenas, quien valoró la calidad de los peloteros y sus acompañantes.

Es costumbre desde que los restos fueron trasladados a Santiago, la ACDS entidad que agrupa a los comunicadores deportivos, recuerda aquel triste con actividades en el Mausoleo del Cementerio de la 30 de Marzo.

Ya son 69 años que han transcurrido desde que el avión bimotor Douglas de Cubana de Aviación, se estrelló a su regreso de Barahona donde el equipo de Santiago estaba jugando el Torneo Nacional de Béisbol.

En total fueron 32 los deportistas fallecidos en la tragedia, incluyendo jugadores, acompañantes y la tripulación.

Por esa razón, hoy 11 de enero del 2017 se repite la historia cuando miembros de la ACDS y dirigentes deportivos depositaron ofrendas florales donde yacen los cuerpos de los jugadores santiagueros, sus acompañantes y miembros de la tripulación.

Varios de los jugadores fueron eternos participantes en Series Mundiales  de Beisbol Amateurs, donde actuaban en Puerto Rico con los Indios de Mayagüez, los Leones de Ponce y otros equipos, en 1940, 1941, y 1942.

Delegación:

Algunos jugaban con Los Indios de Mayagüez y debutaron  el 3 de noviembre de 1940.

Ese  fatídico  día,  Santiago  dividió una doble cartelera con las Estrellas del Sur con sede en Barahona.

El objetivo principal del torneo, era escoger  la Selección Nacional  para  enfrentar al equipo Los  Dodgers  de Brooklyn en Estados Unidos y  los Reales de Montreal  en los partidos de entrenamientos de primavera.

Tratando de paliar la penosa situación por la que atravesaba el pueblo dominicano, el entonces Presidente  Rafael  Leónidas Trujillo Molina, invitó a los  Dodgers  y  a los Reales, su  sucursal triple A de la Liga Internacional.

Unas de las razones  por la cual la dirigencia de los Dodgers  aceptó la invitación, fue la presencia  en el equipo, de Jackie Robinson, primer jugador de  la raza de color en participar en las Grandes Ligas en el siglo 20.

Brooklyn  entrenaba en el estado sureño  de la Florida, pero había amenaza de huelga  en los juegos  en que participara Robinson.

El Presidente dominicano Trujillo Molina dio garantía de que eso no sucedería aquí.

Y así  fue.

Según  el periódico The New York Times del  primero de marzo de 1948, Los Dodgers  arribaron  a Ciudad Trujillo, la Capital Dominicana, después de 7 horas de vuelo desde el Aeropuerto La Guardia, el 29 de febrero, donde fueron recibidos  por el Alcalde,  Modesto Díaz y el Presidente del  Ayuntamiento entregaron la llave de la ciudad a Leo Durocher, dirigente del equipo.

De acuerdo al  periódico  newyorkino, la llave era de oro  sólido.

Los jugadores que estaban eran Gil Hodges,  Roy  Campanella,  Duke Snider, Ralph Branca, Pee Wee Reese, Carl  Furillo  y  Don Newcombe.

El equipo de Los Dodgers  entrenaban  en el entonces moderno estadio  de la  Escuela Normal Presidente Trujillo, hoy Liceo Secundario Juan Pablo Duarte y los Reales en la ciudad de San Cristóbal, unos 35 kilómetros  al sur  de la capital.

Otro momento de solaz espiritual fue el hecho  de que  Dominicana  conquistó  la X Serie Mundial de Beisbol  en Managua, Nicaragua, en noviembre de ese año.

Uno de los jugadores  del equipo campeón,  Luis María El Gallego Muñoz, fue miembro del  equipo santiagués, pero  canjeado al club mocano por el joven jardinero Juan Bautista “El Chino” y  Álvarez,  salvándose  de la tragedia.

53 años después, específicamente en noviembre del   2001, Muñoz murió  en el peor accidente aéreo ocurrido en la ciudad de New York, Estados Unidos en un vuelo hacia República Dominicana después del derribo de las torres gemelas.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*