Raúl Castro reafirma la revolución socialista en Cuba en acto póstumo para su hermano Fidel

0
250

Por Diego Oré y Sarah Marsh |

SANTIAGO DE CUBA (Reuters) – El presidente de Cuba, Raúl Castro, ratificó el sábado la continuación de la revolución socialista que instauró su hermano Fidel en 1959, en un acto de homenaje para despedir al líder histórico de la izquierda latinoamericana fallecido la semana pasada a los 90 años.

Castro, que por casi cinco décadas mantuvo un sistema comunista de gobierno desafiando a Estados Unidos apenas a 150 kilómetros de su territorio, fue homenajeado la noche del sábado en un acto multitudinario en Santiago de Cuba, ciudad colonial ubicada en el sureste de la isla.

“Ese es el Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y con la demostración de que sí se pudo, sí se puede y sí se podrá”, dijo Castro emocionado, mientras la multitud lo respaldaba ondeando pequeñas banderas de Cuba y exclamando “¡Sí se puede!”

“Sí se podrá superar cualquier obstáculo, turbulencia o amenaza en construir el socialismo en Cuba o, lo que es lo mismo, garantizar la independencia y la soberanía de la patria”, agregó, en una clara alusión a Estados Unidos.

Tras haber restablecido las relaciones con su viejo enemigo de la Guerra Fría en 2015, a instancias del presidente demócrata Barack Obama, Cuba se enfrenta ahora a la posición más radical del presidente electo Donald Trump, quien ha amenazado con dar marcha atrás al proceso si La Habana no hace cambios políticos.

A pesar de haber sido reconocida por su sistema de salud universal y por lograr casi la erradicación del analfabetismo, la Cuba que deja Castro es criticada por mantener a raya a la oposición y jamás haber cambiado su sistema de partido único.

“Yo viví como Cuba era antes, era la represión, los muertos donde quieras, la pobreza, el analfabetismo. Sin embargo, llegó Fidel y cambió todo. Tenemos necesidades aún, pero vamos poco a poco a solucionarlo porque Fidel nos enseñó cómo”, dijo William Mugercia, un arquitecto de 70 años.

El cortejo fúnebre con las cenizas de Castro llegó el sábado a Santiago de Cuba tras un recorrido de cuatro días y 1.000 kilómetros desde La Habana que revivió, en sentido inverso, el trayecto triunfal de la caravana de la Revolución de 1959.

NI MONUMENTOS NI CALLES CON SU NOMBRE

Raúl Castro, de 85 años, dijo que propondrá prohibir que se nombre “Fidel Castro” a calles, plazas, avenidas e instituciones, así como erigir monumentos en honor al fallecido líder, cumpliendo la voluntad de su hermano.

El domingo a primera hora sus cenizas serán depositadas en el cementerio de Santa Ifigenia, donde se encuentra un monumental mausoleo con los restos del héroe de la patria, José Martí.

En el homenaje del sábado estuvieron presentes líderes izquierdistas aliados de Cuba como los presidentes de Venezuela, Nicolás Maduro, de Bolivia, Evo Morales, y de Nicaragua, Daniel Ortega.

Además, participaron la destituida ex presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el también ex mandatario Luiz Inácio Lula da Silva y el ex presidente de República Domincana, Leonel Fernández, junto al ex astro del fútbol argentino Diego Maradona.

A lo largo del recorrido del cortejo, millones de cubanos salieron a las calles a darle el último adiós a quien llamaban simplemente “Fidel”, portando fotografías suyas de todas las épocas, muchos con lágrimas en los ojos.

“El que no se siente triste con la muerte de nuestro Comandante está mintiendo (…) No hay tiempo para lamentos, la revolución debe seguir”, dijo a Reuters Adolfo Garzón, de 79 años, sentado en la sala de su casa a unas cuadras de la calle por donde pasó la caravana en Santiago de Cuba.

En Santiago se encuentra el cuartel Moncada, que fue atacado por los revolucionarios dirigidos por Fidel Castro el 26 de julio de 1953, lo que marcó el inicio de la rebelión contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Castro murió diez años después de haber cedido el poder a su hermano Raúl por problemas de salud que nunca fueron revelados en detalle.

Los sobrios homenajes en Cuba y otros países latinoamericanos contrastaron con los festejos en Miami, donde cientos de miles de cubanos que lo consideran un dictador viven exiliados desde que Fidel y su grupo de barbudos guerrilleros instauraron un gobierno comunista en la isla.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*