Popular muralista asegura tener acuerdo para repintar fachada en Chicago

0
651
Activistas y artistas se manifiestan hoy, lunes 10 de julio 2017, frente al antiguo centro social y cultural Casa Aztlán en Chicago, Illinois. Un popular muralista de California afirmó hoy a Efe que viajará a Chicago para pintar murales en la fachada del antiguo centro social y cultural de Chicago Casa Aztlán, cuyas obras fueron borradas por el promotor que compró el edificio para hacer viviendas de lujo.

Un popular muralista de California afirmó hoy a Efe que viajará a Chicago para pintar murales en la fachada del antiguo centro social y cultural de Chicago Casa Aztlán, cuyas obras fueron borradas por el promotor que compró el edificio para hacer viviendas de lujo.

Ray Patlan, quien pintó los primeros murales en la fachada de Casa Aztlán, indicó a Efe que ya obtuvo un acuerdo con Andrew Ahitow, de la compañía de bienes raíces City Pads LLC, para realizar junto al artista Robert Valadez “un trabajo de arte” en dicha pared.

“Sí, yo tengo un acuerdo con el desarrollador junto con el maestro Robert Valadez sobre el trabajo de arte después que la comunidad se reunió con él y resolvieron algunas cosas que se tenían que discutir”, afirmó a Efe.

Magda Ramírez Castañeda, dirigente de la Alianza de Pilsen, indicó que Ahitow se mostró durante la reunión de hoy dispuesto a permitir en el futuro a los artistas de la comunidad dar clases de arte a jóvenes de la comunidad en el lugar.

No obstante, ni ella ni Byron Sigcho, de la Alianza de Pilsen, afirmaron la existencia de un acuerdo del dueño con Patlan y Valadez, dos artistas reconocidos por su trabajo muralista tanto en Chicago como en California.

Patlan, quien empezó su carrera artística en Chicago en los años setenta, insistió sobre su voluntad de participar en dicho trabajo artístico en la fachada de Casa Aztlán, después de que fueran borrados los últimos murales creados por Marcos Raya, repentinamente hace tres semanas sin previo aviso a la comunidad.

“Como alguien que ayudó a cambiar el nombre de Howell Mouse a Casa Aztlán para mejor reflejar la presencia hispana en la Calle 18 yo estaría feliz de poder dirigir un esfuerzo comunitario para poner un mural en este edificio y designar a este lugar como un sitio histórico”, aseveró Patlan.

No obstante, el artista Raya afirmó hoy frente al antiguo centro, que luce una fachada pintada de color gris, que a él ya no le interesa repintar su trabajo ahí.
“Que no se pinte nada ahí, porque el edificio ya no es propiedad de la comunidad”, apuntó el muralista ante un grupo de activistas y artistas.

Por otra parte, Ramírez Castañeda detalló a Efe que los murales en el interior del primer piso de la antigua Casa Aztlán ya fueron removidos y las paredes tumbadas preparando camino para crear apartamentos de lujo en el edificio.

Agregó que Ahitow dijo que “se hizo un esfuerzo” para preservar los murales del interior creados por Patlan y varios jóvenes en 1970 a un costo de 75 dólares, pero el intento resultó infructuoso.

La activista indicó que ahora solo queda lucha contra la gentrificación que amenaza con desplazar a más latinos de esta área.

“Necesitamos continuar luchando para que no nos quiten nuestra estancia aquí en Pilsen como ya nos quitaron a nuestro centro”, concluyó.

Por favor , déjenos su comentario...