Nuevo líder aliado en Afganistán rechaza una salida precipitada de las tropas

0
502

El teniente general Austin “Scott” Miller, cuyo heroísmo inspiró la película “Black Hawk Derribado”, consideró hoy que una pronta retirada de Afganistán podría llevar a la reaparición del terrorismo, durante su audiencia de confirmación como comandante de la misión internacional en este país.

El militar es el elegido por la Casa Blanca para dirigir la coalición internacional liderada por Washington que combate el yihadismo en Afganistán.

Tras más de diecisiete años de conflicto lo que convierte a la guerra afgana en la más longeva en que ha participado el Ejército, el objetivo de la Casa Blanca es la salida de sus tropas.

Sin embargo, advirtió Miller, un repliegue antes de tiempo solo llevará a que la amenaza terrorista vuelva a aparecer con el tiempo.

“Si salimos demasiado pronto existirá una auténtica amenaza en Afganistán”, aseguró el oficial durante su audiencia de confirmación ante el Comité de Servicios Armados del Senado.

En caso de recibir el visto bueno del Senado, Miller comenzará a sus 57 años la que será su cuarta misión en el país asiático.

El teniente general, que comenzó su carrera militar tras graduarse en la prestigiosa academia militar de West Point en 1983, cuenta con una amplía experiencia castrense, principalmente como miembro de las fuerzas especiales.

Fue precisamente como integrante del cuerpo de élite de los Delta Force cuando lideró hace 25 años la misión que no solo le acabaría granjeando la fama, sino que le valió el reconocimiento de Washington, tal y como demuestra la Estrella de Bronce con la que fue condecorado.

Los hechos tuvieron en lugar en la capital de Somalia, Mogadiscio, cuando dos helicópteros estadounidenses, que participaban en una operación de captura de una pareja de lugartenientes de un señor de la guerra local, fueron derribados por fuego enemigo.

A pesar de que el contingente somalí era muy superior en número, Miller lideró una operación que permitió a las tropas ser rescatadas tras permanecer parapetadas durante unas horas. El balance de la batalla: 18 estadounidenses muertos y 73 heridos, entre ellos, el propio Miller.

Afganistán se remonta a 2001, cuando formó parte de las primeras fuerzas que acudieron allí para combatir al grupo terrorista Al Qaeda tras los atentados del 11 de Septiembre.

Mucho han cambiado las cosas en ese país desde entonces.

Estados Unidos ya no lucha solo, sino que lidera una coalición que, al amparo de la OTAN, combate en el marco de la operación “Resolute Support” (Apoyo Decidido), una alianza que algunos en Washington, según se pudo comprobar hoy en el Senado, temen que se tambalee por la política aislacionista del presidente Donald Trump.

El teniente general reconoció la legitimidad de tales preocupaciones, por lo que aseguró que uno de sus “principales objetivos” como líder de la coalición será garantizar “la cohesión” de las tropas de la alianza.

Sin embargo, los cambios más significativos, en realidad, se han producido en el propio país y en la estrategia de Washington de cara a este conflicto, basada desde el pasado agosto en reducir la presencia estadounidense en la región mediante la colaboración con las fuerzas locales y en acabar con los plazos artificiales.

“Diecisiete años es mucho tiempo. Teniendo en cuenta la estrategia, nuestro interés principal es acabar con la amenaza a los ciudadanos de Estados Unidos y de nuestros aliados, que emana específicamente del Estado Islámico y de Al Qaeda”, apuntó Miller.

El militar aseguró que la actual política de “entrenamiento, asesoría y asistencia” de las fuerzas afganas está funcionando y que, por lo tanto, “servirá para iluminar el camino” de la misión bajo su liderazgo.

Asimismo, Miller destacó la importancia del otro gran cambio que se ha producido en el conflicto en los últimos tiempos, el reciente alto el fuego temporal con motivo del Eid al Fitr, la fiesta que marca el fin del ramadán.

“Cualquier cosa que reduzca la violencia, aunque solo sea temporalmente, es positivo (…). Lo que vimos la semana pasada abre el camino a una solución política, ya sea a través de la reconciliación o de un reajuste político”, dijo.

Por favor , déjenos su comentario...