“La La Land” y “Moonlight” triunfan en los Globos de Oro

0
563

“La La Land” arrasó, “Moonlight” se precipitó en el último minuto y Meryl Streep ofreció un emotivo reproche para el presidente electo Donald Trump. La esquizofrénica ceremonia de los Globos de Oro osciló entre momentos sinceros de protesta y el deseo de cantar y bailar.

El musical de Los Angeles “La La Land” de Damien Chazelle dominó la ceremonia en Beverly Hills, California, con siete premios — un récord en los Globos de Oro — que incluyeron mejor película musical de comedia, lo que cementa aún más su estatus de favorita de cara a los Oscar. Pero su posible contrincante en los Premios de la Academia, el tierno drama de Barry Jenkins sobre el paso a la adultez “Moonlight”, se llevó el premio final de la noche: el de mejor película de drama. Fue su único reconocimiento pese a sus seis candidaturas.

La noche, sin embargo, le perteneció a Meryl Streep, reconocida este año con el Cecil B. DeMille a la trayectoria y quien pronunció un elocuente discurso sobre la inclusión en el cine — un tema recurrente a lo largo de la velada — por encima de la plataforma del presidente electo.

Streep, quien habló en la Convención Nacional Demócrata, dijo que cuando Trump se mofó de un reportero con discapacidades durante su campaña presidencial ofreció la actuación del año que más la “anonadó”. Se expresó a favor de un Hollywood internacional y listó los países de origen de astros desde Dev Patel hasta Ryan Gosling.

“Hollywood está avanzando con forasteros y extranjeros y si los echamos no tendremos más nada que ver que fútbol americano y artes marciales, que no son arte”, dijo Streep en medio de un efusivo aplauso.

“La La Land” llegó con siete nominaciones y se llevó todos los premios a los que aspiraba, incluyendo mejor película musical o de comedia. Chazelle se alzó con los premios a la mejor dirección y guion, y Gosling y Emma Stone con los de mejor actor y mejor actriz en un musical o comedia, respectivamente. La cinta también se llevó los Globos a la mejor música original (Justin Hurwitz) y a la mejor canción por “City of Stars”.

“Estoy aturdido ahora, oficialmente”, dijo el realizador de 31 años al aceptar el premio al mejor director.

En uno de los discursos de aceptación más emotivos de la noche, Gosling le dedicó el premio al difunto hermano de su pareja, la actriz de origen cubano Eva Mendes.

“Mientras yo estaba cantando y bailando y tocando piano y teniendo una de las mejores experiencias que haya tenido en una película, mi dama estaba criando a nuestra hija, embarazada de nuestra segunda y tratando de ayudar a su hermano a luchar su batalla con el cáncer”, dijo Gosling en referencia a Juan Carlos Mendes.

La ceremonia de los Globos de Oro, en su 74ta edición, comenzó con un revés: un apuntador averiado que congeló momentáneamente al maestro de ceremonias Jimmy Fallon. “Corten a Justin Timberlake, por favor”, improvisó éste. Fue el segundo fiasco para la productora de los Globos, Dick Clark Productions, que presentó la criticada actuación de Mariah Carey en la víspera de Año Nuevo.

El anfitrión de “Tonight Show” comenzó el espectáculo con una oda a “La La Land” en un número elaborado más típico de los Oscar que de los Globos de Oro. Fallon hizo una versión de la escena de apertura del filme, con cameos de estrellas que incluyeron a Timberlake, Tina Fey, Amy Adams y el Ford Bronco blanco de “The People v. O.J. Simpson”.

En su monólogo más truncado, los comentarios más afilados de Fallon no fueron para los astros en la sala (como era el estilo del antiguo anfitrión Ricky Gervais) sino para Trump, a quien comparó con el beligerante rey adolescente Joffrey de “Games of Thrones”. Lo primero que dijo (una vez que se arregló el asunto del apuntador) fue que los Globos eran “uno de los pocos lugares donde Estados Unidos todavía honra el voto popular”.

Eso, empero, no es del todo verdad. La Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood, un grupo de 85 miembros, tiene su propio método de selección de ganadores. La ganadora del premio a la mejor actriz de reparto Viola Davis, coprotagonista de la adaptación de Denzel Washington de “Fences” de August Wilson, hizo alusión a la reputación del grupo por servir cenas y vino.

“Me tomé todas las fotos, fui al almuerzo”, dijo Davis haciendo reír a los presentes, con su premio en la mano. “Pero llega justo a tiempo”.

Davis continuó por lo que parece un camino seguro al Oscar al igual que otro favorito, Casey Affleck, premiado como mejor actor por su trabajo en el drama familiar “Manchester by the Sea”.

Un año después de las protestas por dos #OscarTanBlancos consecutivos, la noche fue notable por la diversidad de sus ganadores, en el cine y la TV. “Atlanta” de Donald Glover se impuso como mejor serie de comedia sobre pesos pesados como “Veep” y “Transparent”, y Glover fue premiado como mejor actor en una serie de comedia. Glover lució visiblemente sorprendido.

“Realmente quiero agradecerle a Atlanta y a toda la gente negra en Atlanta”, dijo Glover. “No podría estar aquí sin Atlanta”.

Tracee Ellis Ross, galardonada como mejor actriz en una serie de comedia por “black-ish”, le dedicó el premio a “todas las mujeres de color y personas de color cuyas historias, ideas, pensamientos no siempre son considerados valiosos y válidos e importantes”.

“Quiero que sepan que los estoy viendo, los estamos viendo”, dijo Ross.

El actor británico Aaron Taylor-Johnson ganó el premio al mejor actor de reparto por su trabajo en “Nocturnal Animals” de Tom Ford. Su sola nominación había sido una sorpresa, así que su victoria sobre los favoritos Mahersala Ali de “Moonlight” y Jeff Bridges de “Hell or High Water” resultó un shock.

“The People v. O.J. Simpson” ganó el premio a la mejor miniseries y le mereció un Globo a la actriz Sarah Paulson, pero otros ganadores estaban menos preparados.

Hugh Laurie, astro de “The Night Manager”, pareció aún más sorprendido cuando recibió el premio al mejor actor de reparto en una serie, miniserie o película hecha para TV por “The Night Manager”, superando a favoritos como John Travolta (“The People v. O.J. Simpson”) y John Lithgow (“The Crown”).

Laurie fue uno de los pocos ganadores tempranos que sazonó su discurso con comentarios sobre Trump. “Acepto este premio en nombre de multimillonarios psicópatas en todos lados”, dijo. “The Night Manager” recibió otros dos premios, incluyendo mejor actor para Tom Hiddleston.

La película francesa “Elle”, de Paul Verhoeven, ganó el premio a la mejor cinta extranjera. “Zootopia” de Disney se impuso como mejor cinta animada. Otros ganadores incluyeron a Tracee Ellis Ross (“Black-ish”) y Billy Bob Thornton (“Goliath”).

___

Andrew Dalton

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*