Joe Walsh, una de las figuras del Tea Party, anuncia que competirá con Trump por la nominación republicana

0
312
Joe Walsh

El presentador de radio y figura del Tea Party Joe Walsh ha anunciado este domingo que disputará la nominación del Partido Republicano a Donald Trump con vistas a las elecciones presidenciales de 2020. Walsh fue elegido miembro de la Cámara de Representantes en 2010 por Illinois, pero fue desbancado en la siguiente legislatura.

“Tenemos en la Casa Blanca a un tipo que no es apto, que es completamente inadecuado para ser presidente y me sorprende que nadie del Partido Republicano haya dado un paso al frente porque (…) todo el mundo dentro del Partido Republicano cree que es inadecuado, todo el mundo. Miente cada vez que abre la boca”, ha afirmado en una intervención en la cadena ABC en la que ha anunciado su candidatura.

“Me presento porque no es apto. Alguien debe dar un paso al frente. Debe haber una alternativa. El país está cansado de los berrinches de este tipo. Es como un niño”, ha remachado en respuesta a una pregunta sobre el apoyo a Trump en el Partido Republicano.

Cuando Trump inició su carrera política, Walsh fue uno de sus más acérrimos defensores, pero desde hace un año ha criticado al presidente desde la derecha.

En la entrevista Walsh se ha disculpado por unos comentarios racistas y sexistas publicados en Twitter y por sus ataques “personales” contra el expresidente Barack Obama, al que ha reconocido su aportación a la política actual.

“Yo ayudé a crear a Trump. No cabe duda de ello. Las políticas personalistas y feas. Lo lamento y lo siento y ahora tememos a un tipo en la casa blanca que lo hace, que es todo lo que hace”, ha argumentado.

“No te puedes creer ni una sola palabra de lo que dice. Es un chiflado, errático y cruel. Es un intolerante y fanático, un incompetente. No sabe lo que hace. Es un narcisista. Lo único que le preocupa es él mismo”, ha afirmado.

Walsh, de 57 años, se suma así a Trump y al ultraliberal Bill Weld –gobernador de Massachussetts entre 1991 y 1997– en la contienda de las primarias presidenciales del Partido Republicano. Lo más habitual es que el presidente en el cargo sea reelegido como candidato de su partido para su segundo y último mandato según prevé la Constitución.

Por favor , déjenos su comentario...