Hyundai Sonata Hibrido plug-in; víctima de la “No crisis”

0
1882

Nunca voy a olvidar la cantidad de 4X4 y SUV’s de gran tamaño, con carteles de “For Sale” durante el 2012, cuando los precios de la gasolina rozaban los $4.00 dólares como promedio.

Las “aguas” han tomado su nivel, o más bien la gasolina, que se ha mantenido a precios razonables, por los dos últimos dos años.  La corta memoria del consumidor americano, a delegado al ostracismo a los autos más ahorrativos. Si en  el 2012 el 3.19% de los vehículos vendidos en Estados Unidos fue hibrido-eléctrico, ese número  ha bajado al 2% en el año en curso. El Toyota Prius está pasando por su peor año en ventas, mientras que el modelo que probamos esta semana, un Hyundai Sonata Hibrido conectable a la red eléctrica (plug-in) acumula polvo en los concesionarios, victima indirecta de, la “falta de crisis”.

Aunque el  mercado de los híbridos esta adormecido, Hyundai sigue viajando hacia adelante, con un programa de electrificación ampliado en su alineación, y un elemento importante de esa incursión es la variante plug-in o recargable con electricidad, del híbrido Sonata. Al igual que la generación anterior, el híbrido 2016 usa un sistema paralelo, con un motor de combustión interna asistido por un motor eléctrico, que alimentan de potencia a las ruedas delanteras, a través de una transmisión automática de seis velocidades. Todos los elementos de este sistema, son nuevos en esta edición.

Un motor cuatro cilindros de inyección directa de 2.0 litros DOHC, sustituye al anterior motor, un Atkinson de 2.4 litros, lo que reduce la potencia del motor de 159 caballos de fuerza a 154. Con la nueva alineación, la potencia total de salida del sistema se ha reducido ligeramente, de 199 a193 caballos de fuerza.  La economía de combustible ha sido mejorada, alcanzando como promedio hasta 44 millas por galón de gas, que si bien es un buen numero, queda por debajo de alguno de los escasos competidores, como el Toyota Camry  o el Chevy Malibu híbridos, que pueden llegar hasta las 47 millas. Una de las particularidades que más admiro de este Sonata, es la casi imperceptible transición entre el motor eléctrico y el de gas, ciertamente muy mejorada con relación a la versión anterior.

2017 Sonata Plug-In Hybrid
2017 Sonata Plug-In Hybrid

Como sedan familiar de mediano tamaño, el modelo hibrido del Sonata acarrea todas las buenas características de su hermano de gas, y llega presentado en dos variantes, Base y Limited.  El base trae una lista bastante impresionante de equipo estándar, incluyendo llantas de aleación de 17 pulgadas, faros antiniebla, luces LED de marcha y traseras, cierre de la  tapa de la cajuela de manos libres, entrada y encendido sin llave, asientos delanteros con calefacción,  asiento de conductor eléctrico de ocho posiciones, doble zona de control de clima, cámara de vista trasera, monitor de punto ciego con alerta de  cambio de carril y tráfico cruzado en la parte trasera, conectividad Bluetooth, una pantalla táctil de 8 pulgadas, sistema de audio Dimensión con subwoofer, y entradas auxiliares de USB.

Los que elijan la versión Limited, obtendrán faros de xenón con cambio automático de luz larga, freno de estacionamiento electrónico, tapicería de cuero perforado, asientos delanteros ventilados, el asiento del pasajero delantero eléctrico de seis posiciones, volante con calefacción, sistema de sonido Infinity de alta calidad, y varios agregados cosméticos en la cabina que incluyen adornos imitando madera. Las adiciones a los equipos de seguridad, incluyen control de crucero adaptativo, un sistema de alerta de colisión frontal, y sensores de aparcamiento traseros.

Como sucede con todos los híbridos, hay que pagar un precio adicional, que, según complicadas fórmulas matemáticas, puede ser resarcido luego de algunos años, dependiendo de la cantidad de millas conducidas y el costo del combustible. El precio de entrada de un Hyundai Sonata hibrido conectable a la corriente, es de $34, 600 dólares. La versión solo hibrida comienza en los $27,000, mientras que el Sonata de gas SE, el más bajo de la escala, trae precio de entrada de $22,600 dólares. La diferencia de precios es sustancial, aunque en el caso del auto que reseñamos, el hibrido conectable, existen créditos he incentivos gubernamentales cercanos a los $3,500 dólares.

El esfuerzo de Hyundai por seguir perfeccionando sus autos híbridos plug-in se agradece, pero por el momento, hay fuertes razones económicas y practicas (el espacio de la cajuela una de ellas) para hacerse con uno solamente hibrido, sin necesidad de conectarlo a la corriente.

Por favor , déjenos su comentario...