Honda Civic hatchback Sport: Sencillez honesta y disfrutable.

0
2189

Cada vez es más difícil encontrar un auto sencillo, sin complicaciones que en alguna medida solo sirvan de distracción al único propósito con que estas máquinas han sido concebidas, el de conducir. Por eso me ha alegrado tanto que mi auto de prueba, un Civic hatchback Sport, me devuelva la confianza de que quedan fabricantes como Honda, que todavía desean complacer a los que sienten las sensaciones tras el volante, sin estar pendientes de si el estéreo no entrega las notas graves con suficiente claridad, o si mis limpiaparabrisas no han comenzado a funcionar activados automáticamente por la lluvia. El Honda Civic hatchback Sport con transmisión manual, es uno de los autos más simples que puedes encontrar hoy en día.

Honda no tenía hatchbacks -autos con 5 puertas- en el mercado por algún tiempo, y en el regreso con su nueva generación, la numero 10, está tratando de sobresalir entre la competencia que ha ganado terreno con modelos como el Ford Focus, Mazda 3, Volkswagen Golf o el Hyundai Elantra GT. Lo hace con un estilo algo “desaforado” donde abundan, o sobran, adornos aerodinámicos que provocan opiniones, algunas quizás negativas, pero algo queda claro, es un auto que no pasa desapercibido en la calle, y eso es lo que Honda se ha propuesto. Es imposible no reconocer que el Civic Hatchback Sport es una bocanada de aire fresco en el sector.

Más interesante aun es su comportamiento en la carretera. Con 180 caballos, este no es un “hot” hatchback, pero sigue siendo divertido para manejar. La credibilidad deportiva de Honda es parte de su historia, y fabricar autos prácticos y económicos que entren y salgan bien de las curvas es algo que la nueva generación del Civic ha recobrado. Alcanzar las 60 millas a los 7.5 segundos no es una marca como para dar saltos, pero hay una deportividad genuina en su manejo que te hacen querer lanzarlo en la carretera de maneras que normalmente, no lo harías con un sedán compacto.

La transmisión manual de seis velocidades es dócil, corta y anima a usarla con la mayor frecuencia posible. La dirección es ligera, aunque con respuesta de la carretera algo limitada, y la potencia del motor es entregada de forma bastante lineal.

Algo que no me agradó fue la demora de reducción en revoluciones cuando aplicas el embrague. Hay quizás un segundo en que las revoluciones se mantienen altas, cosa que me provoco cierta exasperación.

Como Hatchback, este Honda cumple su cometido admirablemente. Aunque la línea inclinada del techo sugiere lo contrario, hay amplio espacio para cinco pasajeros -cuatro irían mejor- y carga. La ventaja de este tipo de auto, comparado con los sedanes en los que están basados, es justamente un mayor espacio para embalaje, 25.7 pies cúbicos comparado con 11.9 en el Civic sedan.

El modelo base LX Civic Hatchbacks comienza en los $19,700, y viene equipado con cámara en reversa -muy necesaria pues la visibilidad de este auto no es la mejor- control automático de clima, Bluetooth y pantalla de 5 pulgadas para audio. El modelo Sport cuesta solo unos $600 dólares más, por los que incluyen 6 caballos de fuerza adicionales, acabado de cuero en el volante y palanca de cambios, pedales de aluminio y otros adornos exteriores.

A partir del Sport, como el que nosotros probamos, las complejidades y comodidades de que hablábamos al principio comienzan a aparecer. EL EX, EXL o Sport Touring suben la parada en precios llegando hasta los $28,000 de precio básico, y vienen provistos con techo solar, asistencia para salida del carril, pantalla táctil de 7 pulgadas con HondaLink, Android Auto y Apply CarPlay, calefacción en los asientos delanteros, radio digital y de satélite, asistencia de punto ciego, cámara al lado derecho, Audio de 540 Watts, y la suite de seguridad Honda Sensing. En fin, todo lo que no se necesita -pero que muchos si aprecian- para tener una experiencia de manejo sencilla y disfrutable.

El retorno de Honda a los Hatchbacks era esperado, pero las sorpresas que vendrá basada en este modelo han despertado gran expectativa. Pronto será comercializado el Honda Hatchback Type R, un 2.0 litros, 306 caballos turbo con transmisión manual, que tiene a los entusiastas muy impacientes.

Por ahora, el mejor premio de consolación es este Hatchback Sport, que tanto nos ha recordado la esencia de un buen auto: sencillez y buen manejo. ¿Sera que estoy envejeciendo?

Por favor , déjenos su comentario...