Guerrero entra al Salón de la Fama con pocas palabras y mucha humildad

0
316

Ni siquiera en el día más importante de su carrera deportiva, el del discurso de exaltación al Salón de la Fama, el expelotero dominicano Vladimir Guerrero cambió su personalidad de hombre de pocas palabras y una gran humildad.

Durante el discurso que ofreció este domingo en el recinto sagrado de Cooperstown (Nueva York), reconoció entre una gran sonrisa esa realidad y lo demostró al hablar poco.

“Antes, no hablaba mucho”, destacó Guerrero en el podio de la ceremonia del exaltación en el Clark Sports Center del pueblo de Cooperstown. “Decía que era el bate el que hablaba por mí. Pero ahora tengo que hablar, porque ya no estoy jugando”.

Aunque Guerrero ha sido más accesible a los periodistas en los últimos meses que en prácticamente toda su carrera entera como jugador activo, con presentaciones en los medios de comunicación de su país y el Estados Unidos, al final su discurso fue “corto”.

Ante una concurrida ceremonia al aire libre, con una fuerte presencia dominicana, Guerrero dio gracias a Dios, su familia y su equipo de relaciones públicas.

Dio un reconocimiento a la ciudad de Montreal, donde empezó su carrera de Grandes Ligas con los Expos, además a Canadá, donde siempre lo acogieron como un canadiense más.

Guerrero, convertido en el tercer dominicano que entra al Salón de la Fama, expresó su agradecimiento con sus dos manejadores que tuvo por más tiempo en las Mayores, su compatriota Felipe Rojas Alou (Expos) y Mike Scioscia (Angelinos).

El expelotero dominicano, que vistió la gorra de los Angelinos y que en las 16 temporadas que estuvo en las Mayores consiguió 449 cuadrangulares, promedio de .318 y OPS de .931, formó parte junto a Chipper Jones, Alan Trammell, Jim Thome, Jack Morris y Trevor Hoffman de los nuevos miembros del Salón de la Fama.

“Yo sé que no hablo mucho, pero me siento contento de haber llegado al Salón de la Fama con este grupo, que competí con algunos y los vi jugar”, señaló Guerrero. “Doy gracias, porque salí de un pueblo pequeño, Don Gregorio, Nizao, de Baní”.

Padre de ocho hijos, más uno de crianza, Guerrero no pudo dejar de mencionar el hecho de que el domingo fue el Día de los Padres en su país.

“Estoy contento dos veces, ya que hoy es el Día de los Padres en nuestra República Dominicana”, destacó Guerrero, quien ahora se ha unido a Juan Marichal y Pedro Martínez como los únicos dominicanos en el Salón de la Fama. “Siempre hay que tener nuestra bandera en alto”.

Su gran aportación a la buena imagen del país fue reconocida por el propio gobierno dominicano que estuvo presente en el acto con una delegación oficial para ver como la placa con el nombre de Vladimir Guerrero ya esta colocada en Cooperstown.

El Ministro de Deportes, Danilo Díaz; el Comisionado de Béisbol, Ricky Noboa; el Presidente del Comité Olímpico, Luisín Mejía Ovideo, y el Presidente de la Liga Dominicana de Béisbol, Vitelio Mejía, encabezaron la delegación oficial del gobierno en el acto del Salón de la Fama.

“Estamos aquí para respaldar este momento histórico que sólo lo han logrado tres dominicanos: Don Juan Marichal, Don Pedro Martínez y La Tormenta de Don Gregorio, nuestro Vladimir Guerrero”, declaró Díaz, que se impresionó al observar a los seguidores de los Angelinos con camisetas de Guerrero.

“Ver la República Dominicana presente a través de personas que no son dominicanos y que llevan en su espalda el nombre de Vladimir, que llevan nuestra bandera, sin lugar a dudas nos hace sentir orgullosos”, agregó.

El máximo responsable del deporte dominicano reiteró que la figura de Guerrero transcendía mucho más allá de su condición de atleta.

“No solamente fue un gran jugador, sino un ciudadano ejemplar. Es un buen ejemplo para el resto de toda la sociedad”, subrayó.

Por su parte, Noboa se mostró orgulloso de estar presente en un acto tan importante para la trayectoria y legado del béisbol dominicano.

“Para nosotros es verdaderamente un orgullo, es una gran satisfacción como representante del testamento del béisbol del estado dominicano, del gobierno dominicano, estar aquí”, expresó Noboa.

La entrada de Guerrero al Salón de la Fama llega en un momento especial para evitar la “frustración” de vivir una época en la que se pensaba que habría más dominicanos en el Salón, específicamente con los nombres de Sammy Sosa y Manny Ramírez.

Sin embargo, sospechas de dopaje con Sosa y pruebas positivas por sustancias prohibidas de Ramírez hasta ahora han dañado la candidatura de ambos.

En cierto sentido, la elección de Guerrero ha ayudado a aliviar un poco ese dolor, de ahí que hoy en Cooperstown su figura de toletero “único” brilló más que nunca.

Dominicanos celebran la exaltación de Guerrero al Salón de la Fama del béisbol

Los dominicanos celebraron este domingo la exaltación del expelotero Vladimir Guerrero al Salón de la Fama del béisbol estadounidense, el tercero de este país en ingresar al nicho de los inmortales de Cooperstown.

Desde que Guerrero agotó su turno en la ceremonia celebrada en el Estado de Nueva York, decenas de personas salieron a recorrer las calles de Don Gregorio, el pequeño poblado donde nació el extoletero, en el municipio de Nizao, provincia Peravia (sur).

“Es increíble la alegría que sentimos en este pueblo por la elevación al Salón de la Fama de Vladimir; es nuestro mejor embajador en el mundo, no solo para nosotros, sino para todo el país”, dijo a la televisión local una de las personas que participó del entusiasta desfile.

El ambiente era de fiesta en Don Gregorio, donde Guerrero ha vivido toda su vida y cuyas calles le ven frecuentemente jugando partidas de dominó o dirigiéndose a una propiedad cercana donde gusta sembrar árboles frutales y criar animales.

“Hoy el Salón de la Fama de Cooperstown recibe como inmortal a nuestro @VladGuerrero27. República Dominicana celebra contigo este importante hito de tu carrera profesional. ¡Felicidades!”, escribió el presidente dominicano, Danilo Medina, en su cuenta de Twitter.

Esta noche se tiene preparado una gran fiesta de celebración en el poblado del exjardinero, similar a cuando se anunció en enero pasado que había sido elegido por los escritores del béisbol estadounidense para ingresar a Cooperstown.

Entre quienes destacaron la grandeza como jugador de Guerrero y su humildad dentro y fuera del diamante, estuvieron el exjugador y exmanager Arturo de Freites, quien firmó al ‘toletero’, así como los exlanzadores Francisco Cordero y Miguel Batista.

Los tres recordaron la “enorme capacidad” que tenía el bateador para engarzar bolas fuera de la zona de ‘strike’, además de que era muy difícil hacerle abanicar.

Guerrero, quien permaneció durante 16 años en las Grandes Ligas, bateó para promedio de .318, disparó 2.590 indiscutibles entre ellos 449 cuadrangulares, empujó 1.492 carreras y poseía un brazo de cañón y cubría un amplia espacio en los jardines.

En el 2004 fue elegido el Jugador Más Valioso de la Liga Americana con el uniforme de los Angelinos de Anaheim, equipo al que distinguió utilizando su gorra para escribir su nombre en la lista de inmortales del béisbol profesional de Estados Unidos. El exjugador fue convocado nueve veces al Juego de Estrellas.

El lanzador Juan Marichal, inmortalizado en 1983, y el también ‘serpentinero’ Pedro Martínez, en 2015, son los otros dos dominicanos en el Salón de la Fama del béisbol.

Guerrero ingresó hoy a Cooperstwon junto a Chipper Jones, Trevor Hoffman, Jim Thome, Jack Morris y Alan Trammell.

Por favor , déjenos su comentario...