Gordon Hayward prefiere a Celtics y deja plantados a Jazz con Ricky Rubio

0
1203
El alero estrella escogió la oferta de Boston sobre la de los Heat y los Jazz para unirse con su entrenador universitario, Brad Stevens, en Boston, además de ser el equipo con más opciones de luchar por el título en la Conferencia Este junto a los Cavaliers. EFE/

El jugador más interesante que aun quedaba en el mercado de los agentes libres, el alero Gordon Hayward, tomó la decisión que la mayoría esperaba, irse con la oferta que le ofrecieron los Celtics de Boston y dejar plantados a los Jazz de Utah, que lo formaron, y hasta le consiguieron al base español Ricky Rubio.

Como siempre sucede, cuando los profesionales están ante la firma de nuevo contrato, no hay ningún tipo de sentimentalismo, como tampoco lo tienen los dueños de los equipos cuando defienden sus intereses.

Pero, al margen, de las decisiones que puedan tomar los jugadores, lo que cuenta es la realidad que dejan detrás con las mismas, y en el caso de los Jazz, es algo desolador porque tendrán que volver a comenzar otro nuevo proceso de reconstrucción, ya que en menos de 48 horas perdieron a dos jugadores claves.

Primero se quedaron sin el base George Hill, que firmó con los Kings de Sacramento, y luego sin Hayward, que junto al pívot francés Rudy Gobert eran los pilares del futuro más la llegada de Rubio, que será el titular ante la marcha de Hill.

Precisamente esa realidad es la que se consumó cuando Hayward anunció que iba con los Celtics, puso fin a las decisiones de los jugadores más atractivos de la agencia libre de este verano.

Los cambios más relevantes ya se han completado, aunque como es lógico todavía quedan jugadores de interés que tendrán que negociar su futuro con nuevos acuerdos.

Mientras que los Jazz necesita decidir qué dirección tomar después de perder a su máximo encestador y los Cavaliers de Cleveland evaluar si requieren otro cambio para contrarrestar el reforzamiento de Boston que ya los superó en la temporada regular.

El alero estrella escogió la oferta de Boston sobre la de los Heat y los Jazz para unirse con su entrenador universitario, Brad Stevens, en Boston, además de ser el equipo con más opciones de luchar por el título en la Conferencia Este junto a los Cavaliers.

El contrato de Hayward por cuatro años y cerca de 128 millones de dólares acabó con la racha de los equipos de la Conferencia del Oeste de reforzarse durante el verano a costa de una Este más débil después que los aleros Paul George (Indiana) y Jimmy Butler (Chicago) fueron traspasados a los Thunder de Oklahoma City y a los Timberwolves de Minnesota, respectivamente.

Otro equipo en la Conferencia Este afectado con la decisión de Hayward fueron los Heat, que se quedaron sin conseguir a una estrella que les ayudase a fortalecer su proceso de reconstrucción después que finalmente terminaron la relación laboral con el pívot Chris Bosh.

Antes este panorama ya no hay ningún otro jugador que altere una franquicia disponible mientras la NBA se dirige al fin de la moratoria el jueves.

La misma permitirá que estrellas como el alero Kevin Durant, el base Stephen Curry –ambos seguirán con los Warriors de Golden State–, el ala-pívot Blake Griffin (Los Angeles Clippers) y el base Kyle Lowry (Toronto) pueden firmar los acuerdos pactados con sus equipos.

Durant, el Jugador Más Valioso (MVP) de las pasadas Finales de la NBA, no será el jugador mejor pagado tras recibir 53 millones por dos temporadas, pero seguirá con los Warriors y en el futuro tendrá asegurados muchos más millones de los que podría recibir en este momento.

Mientras que Hill se fue con los Kings por tres años y 57 millones de dólares, donde tendrá como nuevo compañero al ala-pívot Zach Randolph que optó por dejar los Grizzlies de Memphis y reencontrarse con su exentrenador Dave Joerger, a cambio de recibir 24 millones de dólares por dos temporadas.

Otro jugador que llegó a la Conferencia Oeste desde la del Este fue el ala-pívot Patrick Patterson que acordó un contrato por tres temporadas y 16,4 millones de dólares con los Thunder.

Su misión será ocupar alguno de los puestos dejados vacantes con las salidas del pívot lituano Domantas Sabonis, que fue incluido en el traspaso que lo mandaron a los Pacers de Indiana por la llegada de George, o el de Taj Gibson, que los dejó también para irse con los Timberwolves.

Cierto que todavía quedan algunos jugadores de interés en el mercado de los agentes libres, pero sin que los mismos, como son el caso del base Derrick Rose y el ala-pívot Rudy Gay, estén en la categoría de hacer una gran diferencia dentro de un equipo, especialmente porque van a salir de sendas lesiones de rodilla.

El base Rajon Rondo también está disponible para equipos que busquen un director de juego, y los agentes libres con restricciones a destacar son los escoltas Kentavious Caldwell-Pope y Andre Roberson, que tienen su fuerte en el juego defensivo.

Por favor , déjenos su comentario...