C-300 cupé del 2017. Un Mercedes más cercano de lo que imaginas

0
1808

Cuando cambio de auto cada semana, siempre miro con ligereza el “Monroney”, la hoja donde se explican las principales características del auto, como motor, trasmisión, paquetes de seguridad, consumo de combustible entre otros. Lo hago de forma mecánica. Tres minutos después de haber manejado este nuevo Mercedes, le eché una mirada sospechosa a los papeles que le acompañaban. ¿Solo 4 cilindros? ¿No será una equivocación? Pues sí, es solo un cuarteto en línea turboalimentado, que produce 241 caballos de fuerza y 273 libras de torque.

Hoy en día le acoplan le etiqueta de “Sport Car” a cualquier auto. Basta un poco de adorno y sobrealimentar el motor para que el “crimen” se consume. No recuerdo otro auto de cuatro cilindros, con el despegue del 2017 C300 cupé. Quizás y reitero, quizás, el nuevo EcoBoost de Ford. Colocado en posición de manejo Sport, sería muy fácil equivocar este motor por uno mayor. Esta es la primera virtud -entre otras tantas- de este nuevo cupé de Mercedes, su buena aceleración, éxito en parte compartido por una excelente transmisión de 7 velocidades, la 7G-Tronic Plus.

La evolución del sistema dinámico de selección de manejo -Dynamic Select system- es apreciable. Con 5 opciones, la diferencia entre ellos es considerable. Si bien los modos ECO y Confort permiten el manejo sosegado y económico, los ingenieros de Mercedes estarían contentos sabiendo que el C300 es conducido en modo “Sport o Sport +”. De cualquier forma; ¿Para qué conducir un cupé, si no para divertirnos y disfrutarlo?

2017_Mercedes-Benz_C-Class_Coupe_7

Sin embargo, Mercedes ha querido que apreciemos más este auto por su lujo, que por la deportividad. En su segunda generación, esta es una abrupta ruptura con el modelo que sustituye. El C300 posee una presencia visual sorprendente, tanto frontal como lateral. La línea dilatada de dos puertas se extiende buscado el eje trasero, perdiendo el perfil afilado del sedán, pero dotando a este cupé de un distintivo estilo.

El interior incorpora el lenguaje del nuevo diseño de interiores de Mercedes, sin dudas uno de los mejores en el mercado. Destacan la cobertura de los altavoces, convertidas en pequeñas instalaciones de arte. La cabina en sentido general, complementada con asientos de buen soporte y comodidad es otro de los puntos altos del C300.

El C Class está disponible con una serie de características de alta tecnología y sutilezas que aseguran que los clientes que buscan una experiencia de alta gama puedan conseguirla con este auto. Comenzando en los $42,650 para los modelos de tracción trasera y $44,650 para los 4MATIC -tracción en todas las ruedas- como el que probamos, el C300 viene con ventana panorámica en el techo, asientos eléctricos, luces LED, sistema de información y entretenimiento de 7 pulgadas -lastimosamente sin Apple car o Android auto- y control de clima acoplado el GPS para cambiar automáticamente la recirculación del aire.

Las opciones incluyen un mejor sistema de audio marca Burmester, una pantalla de 8.4 pulgadas, y diferentes colores en el exterior y el terminado interior. También se ofrecen opciones de conducción semiautomáticas en el paquete “Distronic Plus”, con asistencia de mantenimiento de carril, alertas de todo tipo y frenado automático. Es opcional el sistema de asistencia de estacionamiento con camaras en 360 grados.

Luego de una semana conduciendo este Mercedes, he tenido que responder más de una pregunta de amigos y conocidos. La curiosidad proviene del desconocimiento y distancia que muchos hispanos sienten con marcas como Mercedes o BMW.

Los Hispanos somos la fuerza que conduce el crecimiento de los pequeños negocios en Estados Unidos. Un reporte reciente, el State of Latino Entrepreneurship 2015 Report, muestra que entre los años 2007 al 2012, el número de negocios Hispanos creció en un 46.9 por ciento, comparado con solo un 0.7 para no Hispanos. En esta comunidad hay mucha gente que pudiera manejar con el “estilo” que -justificado o no- brinda Mercedes Benz, que ahora ofrece autos por debajo de los $40,000 dólares. Ojalá el fabricante lo entienda, y comience a darle la importancia que el mercado Hispano merece.

Por favor , déjenos su comentario...