Quebec propone ley que prohíbe a los funcionarios llevar símbolos religiosos

0
570
Quebec propone ley que prohíbe a los funcionarios llevar símbolos religiosos El presidente galo, Emmanuel Macron (c), junto a su esposa, Brigitte (2d), da la bienvenida al primer ministro de Quebec, François Legault (2i), y a su esposa, Isabelle Brais (i), antes de su reunión este lunes en el palacio del Elíseo en París, Francia. EFE/Archivo

Toronto (Canadá), .- El Gobierno de Quebec (Canadá) presentó hoy una propuesta de ley que prohibirá a todos los trabajadores públicos exhibir símbolos religiosos, entre ellos velos islámicos o la kipá judía, y que ha sido calificada como anticonstitucional.

El proyecto de ley también ha sido criticado por aparentemente estar dirigida principalmente contra los musulmanes. Desde el año 2010, diversos gobiernos quebequeses han promovido proyectos legislativos para prohibir específicamente velos islámicos.

En 2017, el parlamento quebequés, la Asamblea Nacional, aprobó la Ley 62 que prohíbe que a las personas que ofrecen o reciben servicios públicos cubrir su cara “por razones de seguridad”.

Sin embargo, los tribunales de Quebec suspendieron en diciembre de 2017 las provisiones de la ley que prohibían el uso de los velos islámicos.

La llegada al poder tras las elecciones de octubre de 2018 del partido Coalition Avenir Quebec (CAQ), que consideró la ley de 2017 demasiado permisiva, supuso el abandono de la Ley 62 en favor del nuevo proyecto de ley denominado “ley para el respeto de la laicidad del Estado”.

Hoy, el primer ministro provincial, Francois Legault, rechazó que el proyecto de ley esté dirigido contra los musulmanes y afirmó que si se aprueba su proposición retirará el crucifijo que preside la Asamblea Nacional desde 1936.

Aunque el crucifijo tenía que haber sido retirado en 2008 por vulnerar la laicidad del parlamento quebequés, ningún Gobierno ha procedido a su eliminación.

“Me gustaría que estuviese arreglado para el verano con el apoyo de tantos quebequeses como sea posible y por eso es por lo que he aceptado hacer compromisos”, afirmó Legault en referencia al crucifijo de la Asamblea Nacional.

Legault también ha negado que el proyecto de ley discrimine a las minorías religiosas y ha dicho que su intención es “unificar” a la provincia.

El proyecto de ley fue una de las promesas electorales de CAQ, que el año pasado rompió el tradicional bipartidismo entre el soberanista Partido Quebequés (PQ) y el federalista Partido Liberal (PL) y que es la primera vez que gobierna la provincia francófona canadiense.

Aunque los expertos legales han señalado que la propuesta de ley es anticonstitucional, el proyecto de ley invoca la sección 33 de la Carta de los Derechos y las Libertades de la Constitución canadiense y que permite a las legislaturas provinciales ignorar parte de la Carta Magna.

CAQ cuenta con 74 de los 125 escaños de la Asamblea Nacional por lo que está garantizada la aprobación del proyecto de ley.
(EFEUSA)

Por favor , déjenos su comentario...