Dos Santos, la fusión de numerosos ritmos autóctonos con el activismo social

0
111
Dos Santos, la fusión de numerosos ritmos autóctonos con el activismo social Fotografía cedida donde aparecen los músicos (i-d) Peter "Maestro" Vale (percusión), Jaime Garza (bajo eléctrico), Alex Chávez (vocalista y guitarra), Daniel Villarreal-Carrillo (batería) y Nathan Karagianis (vocalista y guitarra), integrantes del quinteto de Chicago Dos Santos, banda formada en 2013 Chicago, Illinois (Estados Unidos). EFE/Cortesía Carolina Sánchez/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Chicago, .- El quinteto de Chicago Dos Santos, que fusiona su activismo socio-político con jazz, R&B, soul, música tradicional mexicana, punk, salsa y sonidos electrónicos, grabó su más reciente trabajo, “Logos”, con un “telón de fondo” muy singular: desde el huracán María hasta las protestas violentas en Virginia.

Formada en 2013, la banda se ha inspirado siempre en la diversidad y el espíritu resiliente de ‘la Ciudad de los Vientos’. “Chicago es una ciudad dura, tanto en su forma artística como en su activismo socio-político, algo que nos inspira y nos da combustible para salir no solo como una banda, sino además como embajadores culturales y
musicales de la ciudad”, afirma Jaime Garza, bajista del quinteto.

“Creemos que todos los movimientos sociales han sido apoyados por la música”, remarcó.
La formación, que además de “Logos” (2018) tiene un par de álbumes más, “Dos Santos” (2015) y “Fonografic” (2016), está integrada por Alex Chavez (vocalista, guitarra y teclados), Nathan Karagianis (vocalista y guitarra), Daniel Villarreal-Carrillo (batería), Peter “Maestro” Vale (congas, bongós, percusión) y Jaime Garza en el bajo eléctrico.

Las raíces de Dos Santos provienen de variados países: México, Grecia, Panamá, y Puerto Rico.
“Creemos que nuestras raíces, individualmente, son mucho más grandes que nosotros. Nos alimentamos de los artistas y de la música que se hizo antes: la rumba, el huapango, la salsa, el son, el guaguancó, pero con una visión clara de avanzar con estos géneros”, explica Garza.

“Nuestro estilo no está tan influenciado por la fusión de géneros como por la actitud y la resistencia de la gente, así como por la música de Chicago”, desgrana el bajista.
En su opinión, “formar una banda tiene que ver con la química, con una visión común entre un grupo de artistas”.

Todos los integrantes de la banda tienen experiencia, además de artística, en temas de educación y en apoyo a causas de justicia social.

Chavez, por ejemplo, es profesor auxiliar de Antropología en la Universidad de Note Dame y autor de un libro premiado sobre el huapango arribeño, “Sounds of Crossing: Music, Migration and the Aural Poetics of Huapango Arribeño”, editado en 2017 por la Universidad Duke, de Carolina del Norte.

“Individualmente estamos enseñando siempre o participando en paneles sobre nuestro papel como artistas y organizadores comunitarios”, apunta Garza.

“Logos”, su álbum más reciente con el sello discográfico International Anthem, presume de una mezcla de música house, blues, punk latinx, salsa y ha recibido buenas críticas de varios medios de internet.
“Grabar ‘Logos’ fue una experiencia única”, recuerda Garza.

“En el fondo de la sesión de grabación estaban las protestas violentas en Charlottesville (Virginia, donde en agosto de 2017 hubo tres muertos y 20 heridos tras una marcha de supremacistas blancos), un huracán de categoría 5 en Puerto Rico (María), una nueva presidencia de los Estados Unidos y su retórica racista”, desglosa el bajista del grupo.

“Lo único que podíamos hacer es crear arte; música, que sería un testimonio del aquí y del ahora, tratando de sanar las cosas que estaban sucediendo a nuestro alrededor”, matiza.

Este mes, Dos Santos escapa del frío de Chicago para participar en el festival de música South by Southwest (SXSW), de Austin (Texas). En ese estado también colaborarán con Beto Martínez, el guitarrista del grupo Fantasma, Money Chicha y Brownout, en un concierto en la ciudad de Buda.

A Dos Santos le gusta colaborar con otros artistas igualmente eclécticos como lo es Olmeca, el activista y vocalista de hip hop “underground” de Los Ángeles.
También actúan frecuentemente con sus compañeros de sello discográfico, los compositores Ben LaMar Gay y Nick Mazzarella, entre otros.

“International Anthem es muy progresista y tiene buen oído…”, declaró Garza.
La banda está planeando una gira por México este año y paralelamente busca oportunidades para tocar en otros países del sur de América.

Un álbum tras “Logos” está en proceso. Será un EP (las siglas denominan un intermedio entre álbum y sencillo) de cuatro o cinco canciones “íntimas y oscuras”.
“No estamos haciendo algo nuevo. Tomamos viejos conceptos y tradiciones musicales y los usamos para crear una versión honesta de nosotros mismos”, confiesa Garza.

“Somos muy conscientes de las nuevas tendencias musicales, pero intentamos hacer una música intemporal, cruda e íntima. Todo se convierte en un círculo perfecto”, apostilló.(EFEUSA)

Por favor , déjenos su comentario...