Los países árabes y la India compensaron la retirada de ayuda de EEUU a Palestina

0
198
Los países árabes y la India compensaron la retirada de ayuda de EEUU a Palestina El comisario general de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Pierre Krähenbühl. EFE/Archivo

  El aumento de donaciones por parte de países del Golfo Pérsico, la India, Turquía y otros Estados a la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA) compensó la decisión estadounidense de dejar de enviar ayuda a esta institución, informó hoy el comisionado general del organismo.


“Sufrimos una crisis financiera muy aguda y crítica cuando Estados Unidos decidió rebajar en 300 millones de dólares su aportación a UNRWA en 2018”, destacó en una rueda de prensa el máximo responsable de la agencia, Pierre Krahenbuhl.


El fin de la ayuda estadounidense (que se agudizó a mediados de año, cuando EEUU canceló otros 60 millones de dólares de asistencia que aún mantenía) se tradujo en la reducción de plantilla de la UNRWA en programas de ayuda psicosocial y laboral en Gaza y Cisjordania, señaló el comisionado general.


Sin embargo, a final de año se pudo compensar ese recorte con la ayuda de países que aumentaron sus donaciones.


“Estamos particularmente agradecidos con los países del Golfo Pérsico, donde hubo un significativo aumento de las donaciones, y Arabia Saudí, Catar, Emiratos Árabes y Kuwait aportaron cada uno 50 millones de dólares. La India y Turquía también merecen ser mencionadas”, afirmó al respecto Krahenbuhl.


Para 2019, UNRWA solicita a la comunidad internacional 1.200 millones de dólares con el objetivo de asistir a 5,4 millones de refugiados palestinos, “el mínimo necesario para mantener las operaciones al mismo nivel que en 2018”.


De esa partida, 750 millones de dólares se dirigirían a servicios de educación, sanidad y otras necesidades para palestinos refugiados en diversas áreas de Medio Oriente, en particular para financiar 711 escuelas donde estudian 530.000 niños, así como 140 centros sanitarios que asisten a tres millones de pacientes anualmente.


Otros 138 millones se destinarían a programas en Cisjordania y Gaza (que EEUU había financiado tradicionalmente y que se vieron especialmente afectados por los recortes) y 277 millones para refugiados palestinos en Siria o miembros de esa comunidad que desde aquel país en guerra huyeron al Líbano y Jordania.


“EEUU ha sido extremadamente generoso durante décadas, la decepción llegó el pasado año”, lamentó Krahenbuhl, quien advirtió de que la comunidad internacional no debe olvidar el problema palestino pese a las décadas de conflicto larvado.


“Hay que estar mucho más preocupados, se subestimo lo ocurrido en 2018 en Gaza, donde en cierto modo nos hemos acostumbrado a los niveles de violencia que sufre su población”, recalcó el comisionado general.


El responsable de la UNRWA subrayó que “durante las protestas ocurridas cada viernes el pasado año hubo unos 20.000 heridos”, casi el doble de los que se produjeron en la última gran escalada de violencia entre israelíes y palestinos, ocurrida en el año 2014.


“Se han experimentado altos niveles de violencia, con falta de libertad de movimiento, muy limitadas oportunidades de empleo y una inseguridad alimentaria”, concluyó el diplomático, quien lamentó que sigue sin divisarse a corto o medio plazo una solución política para los palestinos.
(EFE).-

Por favor , déjenos su comentario...