Hace Falta Una Orden Ejecutiva para Educación en Puerto Rico

0
787

Estamos actualmente en una economía mundial donde los países como India y China están produciendo ingenieros y científicos de alta calidad y a un precio por servicios mucho mas barato que en los Estados Unidos de Norte América y Europa.  Esto nada mas ha cambiado la manera en la cual se hacen los trabajos en el planeta tierra.

El precio por hora por hacer un trabajo es mucho mas barato por el mismo servicio desde unos países del extranjero que no competían antes con nadie.  Ya no hay que ir a una oficina o vivir en el país donde vas a trabajar. Lo pueden hacer desde su casa o desde un negocio de comida rápida con un buen servicio de internet.  Ya no hay permanencias en los trabajos. Lo moderno es trabajar en proyectos y contratos de servicio por un corto tiempo. Ya el mundo cambio y las fronteras no existen.  Todos los días se hacen negocios y trabajos por medio de la internet a todas horas contratando directamente a los individuos que tengan las ideas, la creatividad y el conocimiento para resolver problemas y producir un producto que todos quieran comprar.

Puerto Rico es parte del planeta y tenemos que cambiar la manera de hacer las cosas lo mas rápido posible. Hay que educar a nuestros habitantes de la isla para que entiendan que deben educarse por vida debido a que las cosas ya cambiaron y esto nos afecta a todos.  Las organizaciones, escuelas y universidades publicas y privadas deben ponerse al día con los tiempos. Específicamente los programas de preparación de maestros.

Se le debe subir los estándares a los programas de preparación de maestros en Puerto Rico para que el mismo no sea un refugio de los reprobados de cada institución debe ser altamente competitivo y cambiado para que los maestros sean especialistas en aprendizaje, en su materia y solución de problemas. Un sistema nuevo de aprendizaje donde al niño se le enseñe a pensar críticamente, a tener un negocio y a competir con el mundo.

Todos los días crecen las oportunidades de estudiar lo que quiera la gente y obtener un grado académico acreditado de forma gratuita usando la internet como recurso.  También miles de personas en el mundo están colaborando y aprendiendo entre si para mejorar sus vidas. Ya las universidades ni las escuelas tienen secuestrados los conocimientos.

La tecnología ya esta presente. La misma no solamente incluye las maquinas y equipos modernos para hacer trabajos que regularmente lo hacían los seres humanos. Por ejemplo: ahora tienen robots que pueden ensamblar autos, computadoras y circuitos de televisores de forma automática y mas barata.

¿Que estamos haciendo en nuestro sistema educativo puertorriqueño actualmente? Estamos forzando de una manera cruel a que nuestros estudiantes se memoricen unos datos que van a salir en un examen que cubre los estándares viejos que no les ayuda en nada para resolver los problemas que va a enfrentar para competir con una economía mundial.  Estamos quitándole el deseo de seguir estudiando a los estudiantes debido a que no le encuentran sentido al material que le están poniendo como camisa de fuerza.  Ese éxodo masivo escolar resulta en una alza en crimen que en la isla el pasado año fueron mas de 600 asesinatos.

Estamos forzando al maestro a usar un material y unos estándares que no tienen relevancia con la cultura del país. Castigamos al maestro dándole 30 estudiantes por salón lo cual incluye estudiantes de Educación Especial.

La metodología usada en las escuelas es la misma que se usaba hace cincuenta (50) años cuando los sistemas educativos servían como preparatoria para trabajar en fabricas y en la agricultura.

Si queremos mejorar nuestra economía en Puerto Rico y bajar el crimen hay que hacer una orden ejecutiva declarando un estado de emergencia nacional y solicitando la implosión de un sistema publico educativo K-16 totalmente arcaico y disfuncional.  Hay que eliminar toda la administración del Departamento de Educación desde el sistema central en San Juan hasta las regiones educativas en cada pueblo de la isla.  Lo mismo hay que hacer con la Universidad de Puerto Rico y sus sistemas arcaicos y lentos de gobernanza que salen extremadamente caros.

Muchos legisladores y empleados nos podrán refutar diciendo que hay leyes que obligan a seguir el modelo actual de administración y que no se puede hacer esos cambios radicales.   Las leyes se hacen y se deben cambiar para atemperarlas con los tiempos modernos y con el mundo.   Si otros países han hecho los cambios y están teniendo resultados positivos, ¿porque no podemos hacerlo en la isla de 3 millones de personas? En este caso nuestra emergencia es nacional es para evitar que nuestros jóvenes se maten a tiros o que paren en la cárcel por falta de educación.

Por los últimos cincuenta años, en Puerto Rico, lo que hemos hecho es ofrecer el mismo currículo viejo con algunas computadoras nuevas y con estándares que solo ayudan a pasar un examen que no tiene relevancia con la vida de los estudiantes.

Lo que nadie sabe es que todo el proceso usado en nuestro Departamento de Educación es y ha sido un negocio.  El dinero del Departamento de Educación Federal viene marcado con la condición que Puerto Rico se comprometa a usar los estándares similares a los de USA, a darle el contrato a una compañía de los Estados Unidos de Norte América que prepara los exámenes, vende los libros, materiales y contrata consultores extranjeros que se usan para repasar dichos estándares.

¿Acaso no tenemos la libertad de decir?,, “No queremos esos libros ni esos exámenes estandarizados que lo único que hacen es quemar el dinero que viene para educación y para quitarle tiempo de aprender a nuestros niños y niñas” Entendemos que si nos negamos a comprar los productos caros y los exámenes estandarizados de los Estados Unidos de Norte América, no se aprueba el dinero para el departamento de Puerto Rico.

En la orden ejecutiva, hay que eliminar todos los contratos millonarios multi años con Microsoft, con Oracle, con Liberty y con otras compañías locales y extranjeras que tienen un monopolio en la isla.  Los servicios de internet son deficientes, extremadamente caros y no van dirigidos al estudiantes que se encuentra en el salón de clases.

Estas compañías de informática también están contratadas por millones de dólares para bloquear el contenido educativo que existe libremente en la internet. También entendemos que se cobra bien caro como tarifa de negocio el servicio de internet a las escuelas. Por ejemplo, los estudiantes ni el maestro no pueden usar Youtube ni otras fuentes de contenido por estar restringidas como se hace en Cuba.

La escuela publica y el sistema educativo de un país no debe ser un asunto político donde se hacen vistas publicas y se piden opiniones a la gente que tiene intereses diferentes al propósito.  La legislatura del país debe estar como aliado para quitar toda atadura y leyes que puedan prevenir el cambio positivo del sistema educativo. Por eso mismo es que tenemos un sistema tan deficiente y arcaico. La excusa siempre ha sido que hay leyes, contratos con la unión de empleados y cartas circulares que perpetúan el sistema actual que no sirve.

Luego criticamos a los maestros por no enseñar los estándares.

Estamos de acuerdo que hay que informar de las ventajas y los servicios que se van a ofrecer para el mejoramiento del ciudadano y su familia como resultado del cambio. el sistema educativo no debe ser sitio donde se negocia las permanencias de los maestros ni las posiciones de los directores escolares.

Acaso hacen vistas publicas y le preguntan en un hospital a la gente si hacen falta medicinas, enfermeras, que tipo de cama prefieren, etc.  El sistema educativo debe ser para que los niños aprendan y nada mas.

A los que deben preguntarles constantemente es al estudiante que es el cliente directo de ese servicio para hacerlo de una manera mas eficiente y para ayudarles en el futuro.

Finalmente, la recomendación para un cambio efectivo en el nuevo sistema debemos quitar toda la administración del departamento de educación actual, central y local. Actualmente se pagan millones de dólares en sueldos por todos los superintendentes, directores de región, facilitadores, administradores, sus ayudantes, secretarias, y contratistas que para nada han servido en el pasado.  Debemos poner dos maestros por salón, recalcamos que a los maestros se le debe duplicar el sueldo, con un contrato de diez años siempre y cuando tengan una maestría en su materia de especialidad, estén dispuestos a ser creativos, para ayudar al estudiante a que mejore su rezago y para promover el aprendizaje de todos.

Sabemos que los que están a cargo del sistema educativo actual se preguntaran, ¿Cómo se hace este cambio? Para eso estamos disponibles con las ideas y soluciones que ayuden a que el país pueda tener el progreso.

La tecnología puede ofrecer un sistema administrativo con base cero y transparente donde toda transacción se pueda ver y cada contrato se pueda pagar a tiempo y para prevenir cualquier trampa o acción ilegal en el futuro. Esta en manos de la nueva administración gubernamental hacer el cambio ahora.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*