Docena Sucia parte 1: contribuyentes deben estar tener cuidado con estas estafas tributarias

0
163

La fecha límite para la presentación de impuestos llegó y se fue, pero los estafadores de impuestos continúan trabajando. De nuevo este año, el IRS destaca las 12 estafas principales en su lista de la “Docena Sucia“. Estas estafas a menudo son agresivas y ocurren durante todo el año.

Los esquemas abarcan desde simples estafas de reembolsos inflados hasta acuerdos técnicos de refugios tributarios. El tema común: las estafas ponen a los contribuyentes en riesgo.

A continuación, un resumen de las primeras seis estafas de la “Docena Sucia” de este año. Cada uno incluye un enlace donde los contribuyentes pueden ir a aprender más acerca de esa estafa. Este es el primer consejo trbutario de dos consejos que resume la lista de las 12 estafas.

Phishing: Los contribuyentes deben tener cuidado con correos electrónicos falsos o sitios web que buscan robar información personal. El IRS nunca iniciará contacto con los contribuyentes vía correo electrónico acerca de una factura o reembolso. No haga clic en un correo electrónico que afirma ser del IRS.

Estafas telefónicas: Las llamadas telefónicas de los criminales que se hacen pasar por agentes del IRS siguen siendo una amenaza para los contribuyentes. El IRS ha visto un aumento de estas estafas telefónicas en los últimos años mientras los estafadores amenazan a los contribuyentes con cosas como arresto policíaco, deportación y revocación de licencia.

Robo de identidad: Los contribuyentes deben estar atentos durante todo el año a tácticas dirigidas a robar sus identidades. El IRS, en conjunto con la asociación de la Cumbre de Seguridad, ha progresado en la detección del robo de identidad relacionado con los impuestos durante los últimos dos años. La agencia les recuerda a los contribuyentes que pueden ayudar a prevenir este delito. El IRS continúa persiguiendo agresivamente a los delincuentes que presentan declaraciones de impuestos fraudulentas con el número de seguro social de otra persona.

Fraude del preparador de impuestos: Los contribuyentes deben estar atento a preparadores de impuestos sin escrúpulos. La gran mayoría de los profesionales de impuestos proveen un servicio honesto y de alta calidad. Sin embargo, hay algunos preparadores deshonestos quienes se establecen para perpetrar fraude a clientes. Estos preparadores sin escrúpulos perpetuan fraude, robo de identidad y otras estafas que hacen daño a los contribuyentes.

Reclamos de reembolsos inflados: Los contribuyentes deben estar alertos cuando alguien les promete reembolsos inflados. También, deben tener cuidado cuando alguien les pide que firmen una declaración en blanco, les prometen un gran reembolso antes de verificar sus archivos o les cobran honorarios a base de un porcentaje del reembolso que seguramente no es correcto. Para encontrar víctimas, los estafadores usan escaparates falsos y corren la voz a través de grupos comunitarios donde la confianza es alta.

Falsificar ingresos para reclamar créditos: Los estafadores pueden convencer a los contribuyentes confiados a que inventen ingresos para calificar erróneamente para créditos tributarios, como el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. Los contribuyentes deben presentar una declaración lo más precisa posible porque ellos son legalmente responsables de lo que aparece en su declaración. Esta estafa puede resultar en que los contribuyentes se enfrenten a facturas altas para pagar impuestos atrasados, intereses y multas.

Docena Sucia parte 2: Ladrones trabajan todo el año para estafar a contribuyentes

Este es el segundo de dos consejos que resumen la lista anual de las peores estafas tributarias la “Docena Sucia“. Los ladrones trabajan durante todo el año – a menudo agresivamente – para estafar a los contribuyentes.

Los esquemas abarcan desde simples estafas de reembolsos inflados hasta acuerdos técnicos de refugios tributarios. El tema común: las estafas ponen a los contribuyentes en riesgo.

A continuación, un resumen de las últimas seis estafas de la “Docena Sucia” de este año. Cada uno incluye un enlace donde los contribuyentes pueden ir a aprender más acerca de esa estafa.

Falsificar deducciones en las declaraciones: Los contribuyentes – especialmente aquellos que presentan declaraciones este verano después de obtener una prórroga – deben evitar la tentación de inflar falsamente deducciones o gastos en sus declaraciones para pagar menos de lo que actualmente adeudan o potencialmente recibir reembolsos más grandes.

Organizaciones caritativas fraudulentas: Grupos que se disfrazan como organizaciones benéficas solicitan donaciones de contribuyentes desprevenidos. Los donantes deben tener cuidado con las organizaciones benéficas que usan nombres similares a organizaciones familiares o conocidas a nivel nacional. Los contribuyentes deben tomar unos minutos adicionales para asegurar que su dinero ganado con mucho esfuerzo llegue a organizaciones benéficas legítimas. IRS.gov tiene las herramientas que los contribuyentes necesitan para comprobar el estado de las organizaciones caritativas.

Reclamos excesivos para créditos de negocios: Los dueños de negocios deben evitar reclamar indebidamente el crédito tributario por el uso combustible, un beneficio tributario generalmente no disponible para la mayoría de los contribuyentes. El crédito generalmente se limita al uso comercial fuera de la carretera, incluyendo el uso en la agricultura. Los contribuyentes también deben evitar el uso indebido del crédito de investigación. Los reclamos indebidos suelen implicar fallas para participar o justificar actividades de investigación calificadas o satisfacer los requisitos relacionados con los gastos calificados de investigación.

Ocultar ingresos en el extranjero: Acciones exitosas por parte de agencias de ley y orden contra los fraudes tributarios en el extranjero demuestran que es una mala apuesta esconder dinero e ingresos en el extranjero. Para las personas involucradas en la evasión de impuestos es más conveniente presentarse voluntariamente y ponerse al día con sus responsabilidades tributarias.

Argumentos tributarios frívolos: Los argumentos tributarios pueden usarse para evitar el pago de impuestos. Los promotores de esquemas frívolos alientan a los contribuyentes a hacer reclamos irracionales y extravagantes acerca de la legalidad del pago de impuestos, aunque se hayan descartado repetidamente por el tribunal. La multa por presentar una declaración de impuestos frívola es de $5,000.

Albergues tributarios abusivos: Los albergues de impuestos abusivos – que incluyen fideicomisos y propiedades del bien común sindicadas – en ocasiones se usan para evitar el pago de impuestos. El IRS está comprometido a detener estos planes complejos de evasión de impuestos y a las personas que los fabrican y venden. La gran mayoría de los contribuyentes pagan su parte justa, y todos deben estar alerta y evitar las personas que venden albergues tributarios que suenan demasiado buenos para ser ciertos. En caso de duda, los contribuyentes deben buscar una opinión independiente acerca de los productos complejos que les ofrecen.

Por favor , déjenos su comentario...