Con nuevo director Miami celebra su festival internacional de ballet

0
411

El Festival Internacional de Ballet de Miami inicia hoy su edición vigésimo tercera, la primera sin su fundador, el fallecido Pedro Pablo Peña, y con la participación de bailarines de Austria, República Dominicana, Holanda, México, Inglaterra, Alemania, Italia, España, Uruguay y Estados Unidos.

El colombiano Eriberto Jiménez, bailarín y coreógrafo con 30 años de carrera y que fue formado por maestros cubanos, es el director artístico del que es considerado el más importante festival de ballet en Estados Unidos, que este año se desarrolla hasta el 19 de agosto.

“Un poco duro hacer el festival sin Pedro Pablo Peña, fundador y director del evento desde hace 23 años, pero se está logrando pues se trata de un evento creado desde hace mucho tiempo y la maquinaria funciona”, declaró a Efe el actual director artístico.

Organizado por el Miami Hispanic Ballet, el evento comienza esta noche con una recepción donde se mostrará el afiche del festival, creado por el artista cubano Javier Dubrocq, y se inaugurará además la muestra “Bailando entre lienzos”, del mismo artista.

Jiménez confesó su orgullo de que la primera función del festival, que se celebrará el 4 de agosto en un campus del Miami Dade College, consista en una gala de promoción a jóvenes talentos, entre los que podrían estar “las estrellas del futuro”.

Fotografía sin fechar cedida por el Festival Internacional de Ballet de Miami donde aparecen los bailarines Marize Fumero y Arionel Vargas, de la compañía estadounidense Milwaukee Ballet, quienes participan en la vigésimo tercera edición del Festival Internacional de Ballet de Miami, Florida (EE.UU.). EFE/Simon Soong/Cortesía Festival Internacional de Ballet de Miami.

“Chicos que habitualmente toman clases conmigo y ahora ellos mismos propusieron una pieza, ‘Crash’, que forma parte del programa y habla del choque personalidades en una pareja”, manifestó sobre algunas de las presentaciones protagonizada por jóvenes talentos que se verán en este festival.

Hizo hincapié además en dos galas a base de montajes contemporáneos programadas para el próximo 11 de agosto en el Teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, además de los pas de deux de piezas clásicas como “Don Quijote”, “El corsario” o “Diana y Acteón”.

El nuevo director del festival no quiso pasar por alto la presencia en la edición de este año del bailarín austríaco Rainer Krenstter, tras “varios años comunicándose con nosotros para participar, desde que figuraba en el Ballet de la Ópera de Berlín”, según señaló a Efe.

Como en cada edición, se hará entrega del premio “Una vida por la danza”, una estatuilla inspirada en la primera bailarina Maya Plisetskaya y creada por el artista mexicano David Camorlinga, y que este año recaerá en el fallecido fundador y director de este festival, Pedro Pablo Peña.

El otro galardón de este año, “Crítica y cultura del ballet”, se otorgará a la longeva publicación estadounidense Dance Magazine, cuyo primer ejemplar se publicó en 1927, y que será recogido por su actual editora Jennifer Stahl.

La histórica sede del Miami Hispanic Cultural Arts Center, otro de los legados de Peña, albergará una muestra de vestuario y utilería de ballet como parte de las actividades de este festival.

El evento tiene previsto también una Gran Gala el sábado 18 de agosto en el Fillmore Miami Beach Jackie Gleason Theater y, al día siguiente, el cierre en el Auditorio del Condado de Miami-Dade.

Por favor , déjenos su comentario...