Retroceso en derechos de las mujeres es un signo de extremismo, según ONU

0
246
La secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz (c), durante el encuentro con colectivos de mujeres con motivo del Día de la Igualdad Salarial que tuvo lugar el 22 de febrero de 2019 en la sede del partido en Sevilla. EFE/Archivo

El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió este viernes de que un retroceso en los derechos de las mujeres es, a menudo, una de los primeros signos que apuntan a la propagación del extremismo.

“No es de extrañar que un retroceso repentino y extremo de los derechos de las mujeres sea a menudo uno de los primeros signos que advierte la propagación del extremismo violento”, dijo Guterres ante el grupo de países para la prevención del extremismo violento, establecido por Jordania y Noruega en 2017.

“Grupos como el EI (Estado Islámico), Boko Haram y otros han subyugado sistemáticamente a cientos de miles de mujeres a la esclavitud, explotación sexual, secuestro, tráfico y otras prácticas horribles”, dijo el secretario de Naciones Unidas.

Según Guterres, todos estos grupos comparten como blanco los derechos de las mujeres y, en muchas ocasiones, persuaden o coaccionan a mujeres para unirse a estas agrupaciones violentas y extremistas y para que participen en los combates o realicen atentados suicidas.

Para el secretario general de la ONU: “Es crucial asegurar que nuestros esfuerzos para prevenir el extremismo incluya las voces y las experiencias de las mujeres”.

“El trabajo de la ONU en Asia y en África ha mostrado que las mujeres están más dispuestas que los hombres a trabajar en prevención”, apuntó.

Guterres defendió, también, el reclutamiento de más mujeres para la “aplicación de la ley” y en agencias de seguridad, como posible factor pare reducir los aumentos de violencia.

Además, adelantó que, ante el aumento de los discursos y crímenes de odio, ha solicitado la creación de un equipo en la ONU para reforzar la respuesta ante este fenómeno, definir un amplio sistema estratégico y presentar un plan global para la acción.

“Una parte esencial de este trabajo será integrar una visión de género e identificar el discurso del odio que específicamente tiene como objetivo a las mujeres”, agregó.

Finalmente, insistió en la necesidad de defender los derechos de las víctimas del terrorismo y ayudarles a que rehagan su vida, además de facilitarles plataformas para que puedan ser escuchadas, tanto en sus países como más allá de sus fronteras.

Por favor , déjenos su comentario...