Pelosi se mantiene firme ante Trump y defiende motivos para juicio político

    0
    184
    Pelosi se mantiene firme ante Trump y defiende motivos para juicio político La presidenta de la Cámara Baja de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, ofrece este jueves una rueda de prensa en el Capitolio, Washington D.C (Estados Unidos). EFE

    Washington,- La presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, se mantuvo hoy firme ante el presidente, Donald Trump, a quien acusa de un presunto encubrimiento de documentos que considera que puede ser un motivo para iniciar un juicio político para sacarlo de su cargo.

    “Lo que el presidente está haciendo es un asalto a la Constitución de Estados Unidos (…) Él es un maestro de la distracción”, dijo Pelosi en su rueda de prensa semanal, celebrada en el Capitolio.

    La presidenta de la Cámara de Representantes señaló que “no se puede negar” que Trump haya obstruido la justicia al evitar que varios miembros de su equipo declaren en comités del Congreso sobre la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre la conocida como trama rusa.

    “Sí, estas podrían ser infracciones imputables y motivo de juicio político (…) Pero desde el caucus demócrata creemos que debemos estar preparados desde el inicio, y aún no estamos en esa fase”, argumentó.

    En sus declaraciones a la prensa, Pelosi consideró que Trump tiene ganas de que los demócratas en la Cámara Baja inicien un proceso de destitución para distraer al público de los “muchos escándalos” de su Administración.

    “Él es un maestro de la distracción. Eso es algo que hace bien: para distraerse de los problemas que tiene, intenta cambiar de tema”, explicó.

    De momento Pelosi se resiste a iniciar ese proceso, pero este mes ha endurecido su discurso contra el mandatario y ayer ya le acusó de una ofensa -el encubrimiento de documentos- que consideró “merecedora de un juicio político”, aunque sin comprometerse a promoverlo.

    Esa acusación enfureció a Trump, quien esperaba a los demócratas para hablar sobre el plan que acordaron en abril de gastar 2 billones de dólares en mejorar las infraestructuras del país, incluidas carreteras, puentes y la instalación de internet de banda ancha en todos los hogares.

    Así, Trump puso ayer fin abruptamente a una reunión en la Casa Blanca con Pelosi y el líder de la minoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, después de que la demócrata le acusara de “encubrir” posibles pruebas para destituirlo.

    Sin embargo, el gobernante aseguró hoy que estaba “extremadamente tranquilo” al encontrarse este miércoles con Pelosi y Schumer, y dijo que los demócratas y sus aliados, “los medios de comunicación de noticias falsas”, inventaron que tuvo una reacción furiosa.

    Por otro lado, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, consideró este jueves una “locura” pensar que las conversaciones entre los demócratas y Trump sobre infraestructura u otras prioridades legislativas, como la aprobación del tratado comercial T-MEC con México y Canadá, puedan continuar.

    “Es muy difícil tener una reunión en la que uno acusa al presidente de Estados Unidos de un delito y una hora más tarde se presenta y actúa como si nada hubiera pasado”, dijo Sanders a los periodistas en la oficina presidencial.

    Tras el fallido encuentro de este miércoles, que duró menos de cinco minutos, no hay una fecha prevista para que las negociaciones entre los líderes demócratas del Congreso y Trump sigan, por lo que el ambicioso plan bipartidista de infraestructura deberá esperar.

    Además, se antoja complicado que el tratado comercial T-MEC sea aprobado en la Cámara de Representantes antes de agosto, tal como pretendía la Casa Blanca. (EFEUSA).

    Por favor , déjenos su comentario...