Wall Street entra en un compás de espera

0
1067

Ángel Gómez |

Nueva York.- Wall Street se prepara para la última sesión del año con pocos ánimos entre los operadores, imperturbable ante las últimas noticias sobre las tensiones entre Estados Unidos y Rusia y pensando ya en lo que vendrá más adelante.

Al igual que el miércoles, los tres principales indicadores del mercado terminaron hoy en terreno negativo, aunque con unas pérdidas menores que en la víspera, pero con una tendencia que se mostraba firme desde una hora después de la apertura.

El Dow Jones perdió un 0,07 % y, definitivamente, la ansiada marca psicológica de los 20.000 puntos será algo que se intentará el año que viene, porque ahora ese indicador está a cerca de 200 puntos y es difícil que el viernes haya algo que genere un empujón final.

Hoy se vieron impactados especialmente los grandes grupos financieros, entre ellos Goldman Sachs, la mayor firma de banca de inversión en todo el mundo, que retrocedió después de los importantes avances que había tenido en fechas previas.

Pero, en términos generales, hubo poco relevante que reseñar.

Las grandes operaciones del año ya están hechas y es hora de los últimos flecos, antes de que los mercados cierren este viernes y no vuelvan a abrir hasta el próximo martes, porque el lunes es festivo.

Ni siquiera impactó en el mercado la batería de medidas anunciadas por la Casa Blanca contra Rusia por los ataques cibernéticos que atribuye a su país durante la pasada campaña electoral.

Y tampoco pareció afectar el dato sobre la reducción semanal en las solicitudes de desempleo en EE.UU., una información que, en otros tiempos, habría generado algo de entusiasmo entre los operadores del parqué neoyorquino.

Y es que se cierra un año que ha sido muy favorable para Wall Street, especialmente después de las elecciones presidenciales del 8 de noviembre: el Dow Jones ha subido cerca de un 8 % desde esa fecha, a pesar de los últimos retrocesos.

Ahora es tiempo de planificar para el ejercicio próximo y, sobre todo, prepararse para la batería de reformas que pueda aplicar Donald Trump cuando llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero, y que se espera tengan un fuerte impacto económico.

O por lo menos así lo viene anticipando el mismo Trump. EFE

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*