Urgente el cambio de estrategias para una excelencia educativa

0
1189

“Preocúpate por la calidad, mucha gente no está preparada para un entorno donde la excelencia es lo que se espera.” Steve Jobs.

Steve Jobs, según citado en Moll (2014),  Excelencia, como docente, no debes obsesionarte por la perfección de tu trabajo, sino por conseguir la excelencia de tus alumnos. Hay que tener un norte y reflexionar sobre como educamos preguntarse; ¿estoy trabajando para que mis estudiantes alcancen la excelencia o fabricando evidencias? Es lamentable que un país con un presupuesto consolidado recomendado para el Año Fiscal 2015-2016 en educación que asciende a $2,895,920,000 que incluyen $1,648,078,000 provenientes de la Resolución Conjunta del Presupuesto General, $24,454,000 de Asignaciones Especiales, $3,200,000 de Fondos Especiales Estatales, $1,159,517,000 de Fondos Federales y $60,671,000 de otros ingresos, Departamento de Educación (DE) 2015, los resultados en pruebas estandarizadas locales (META-PR) nacionales e internacionales (PISA) se evidencie niveles por debajo del promedio.

Según el López (2016), del diario local el Nuevo Día los resultados de las pruebas PISA dados a conocer, los alumnos en Puerto Rico obtuvieron una puntuación de 403 en la prueba de Ciencia, 90 puntos por debajo del promedio mundial. En la prueba de Matemáticas, la puntuación alcanzada fue de 378, de un promedio de 490; mientras que el resultado en la prueba de Lectura fue de 410, muy por debajo del promedio de 493.

Urge trazar un plan donde se reevalúe las metas, visión, misión y estrategias  de la educación en el país. La clase magisterial en Puerto Rico es altamente cualificada alcanzando grados de maestrías y doctorados en educación y especialidades, pero donde queda el tiempo para trabajar realmente con docencia. El maestro esta arropado de documentos que completar, evidencia que entregar y su tiempo de capacitación profesional y período de apoyo a la docencia o actividades no se utiliza para estos fines de elaborar actividades, preparar experiencias educativas enriquecedoras y motivadoras, coordinar actividades con recursos de biblioteca o externos prepararnos para ofrecer la educación de excelencia a la que aspiramos para los estudiantes.

Hay que enfocarse en reestructurar, las facilidades tecnológicas, internet de alta velocidad en las salas de clase, currículos variados y atractivos  de modalidad presencial y online, rediseñar horarios y períodos de clase. Maestros de nivel primario  elemental especialistas en materias dejar a un lado la práctica de grupos islas donde un maestro enseña todas las clases excepto inglés  pero no hay dominio de contenido y la carga de documentos a realizar es inmensa. Todo redunda en docentes con exceso de carga administrativa, pocos recursos y desmotivación.

Es muy cierto que se tienen que estudiar modelos educativos exitosos, como por ejemplo Singapur y Finlandia, pero esto no significa que adaptemos el modelo de otro, es hacer un estudio profundo con un plan a largo y largo corto plazo sobre cada programa educativo, considerando  la idiosincrasia, utilización de fondos de manera estratégica, necesidades y áreas de oportunidad de los docentes, recursos en las escuelas, planta física, integración de la tecnología en el área docente  y administrativa y accesible a todos los estudiantes. La excelencia es compromiso de todos, la responsabilidad es compartida por que no se  trata de unos cuantos es cuestión de país.

Por favor , déjenos su comentario...