Taxistas consideran presupuesto de Nueva York un nuevo golpe a sus bolsillos

0
259

El cobro por congestión incluido en el presupuesto de Nueva York para 2019 es visto como un nuevo golpe para las finanzas de los emblemáticos taxis amarillos de la ciudad, enfrentados a la creciente competencia de Uber y Lyft, también cobijados por la nueva medida.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, “a la gente más pobre, de los ingresos más bajos en la ciudad, le está ahora poniendo un impuesto” por cada viaje al sur de Manhattan, dijo a Efe el presidente de la Federación de Taxistas de Nueva York, Fernando Mateo.

Cuomo anunció el viernes la aprobación de un presupuesto de 168.300 millones de dólares para el año fiscal 2019, en vigor desde este domingo, que incluye, entre otros, un recargo de 2,50 dólares para los usuarios de taxis amarillos y de 2,75 dólares para quienes viajen en Uber, Lyft o similares al sur de la calle 96 de Manhattan.

También quienes usen servicios compartidos como UberPool deberán pagar 0,75 dólares cada uno.

Esta tarifa es parte de una larga discusión para descongestionar una zona de Manhattan, medida que, según ha señalado el diario The New York Times, ha funcionado en Londres, Estocolmo y Singapur, pero en Nueva York lleva estancada desde los años 70.

El pago no lo hacen los taxistas, son los pasajeros, aclaró Mateo.

“Por eso mismo va a haber menos gente (…) porque si vives en la 100 y vas a ir a la 90, vas a tener que pagar en vez de 7 dólares, 10 dólares. Es un aumento de un 33 %, entonces cómo se justifica (el alza) a los minusválidos que no trabajan, a las personas mayores”, se quejó.

Los recursos adicionales generados por este cobro se dirigirán a la Autoridad Metropolitana de Autobuses (MTA) de Nueva York para financiar, entre otros, el servicio subterráneo y otras mejoras al transporte exterior.

Pero para Mateo, con este cobro se le está “quitando negocio a los chóferes que menos dinero están ganando”, ya que “van a haber menos personas usando el servicio de taxi” hacia esa zona.

Y lamentó que esto venga a agravar la situación de los taxis, gremio que, aseguró, está agobiado por diferentes problemáticas que han llevado en los últimos meses a unos “tres o cuatro chóferes” a quitarse la vida.

En concreto relató la situación de los denominados taxis con medallones, como se conoce al permiso oficial otorgado por la ciudad, un activo para los conductores cuyo costo se ha desplomado desde un millón de dólares a entre 150.000 y 200.000 dólares.

“Los medallones han bajado de precio en un modo drástico. Un 85 % del valor se ha ido”, advirtió este dirigente dominicano, quien estimó que cerca de un 60 % de los taxistas en Nueva York es de origen latino, seguido por los indios y los africanos.

A esto se suma la situación de quienes ofrecen el servicio de taxi sin “medallón”, cuyo número se ha triplicado en los últimos cinco años.

Mateo recordó, y así lo confirman cifras de la Comisión de Taxis y Limusinas de Nueva York, que los taxis amarillos -esos que en distintas películas filmadas en la Gran Manzana inundan las calles y llaman los protagonistas- son más de 13.000 con licencia, mientras que hay 50.000 de otros tipos en los cinco condados de la ciudad.

El Times, por su parte, señala, también citando a la Comisión, que en la ciudad hay más 103.00 vehículos de alquiler o que prestan el servicio de transporte, lo que supone “más del doble de los aproximadamente 47.000” que había en 2013.

“Si había un millón de pasajeros antes, hay un millón de pasajeros ahora, pero hay tres o cuatro veces más la cantidad de chóferes”, alertó Mateo, quien vaticinó un “reajuste” en este sector, del que terminarán por migrar muchos. efe

Por favor , déjenos su comentario...