Puertorriqueño – Ciudadanos de Segunda Clase

0
483

De la historia de Puerto Rico podemos decir que los Estados Unidos le ganó una guerra a España y como premio le dieron a la isla de Puerto Rico con toda su gente.  En aquellos tiempos, no había ciudadanía definida para la gente que vivía en Puerto Rico excepto la ciudadanía Española a aquellos que cualificaban. El resto eran esclavos y habitantes de segunda clase bajo una pobreza extrema.

Podemos decir que aun hoy en día se le sigue dando menos derechos al puertorriqueño que tiene la ciudadanía americana en comparación con el resto de la nación. Hay muchos boricuas en la isla de Puerto Rico, en los Estados Unidos de Norte América, y en América Latina que ignoran el estatus de la ciudadanía americana de los puertorriqueños.  Solo podemos aclarar de salida que se trata del discrimen mas grande del siglo bajo las narices de todos los que viven en la nación americana.

Es un acto colonial tan grotesco que no tiene medida con el resto del mundo.  el mismo se ha presentado en las Naciones Unidas pero todos los países quedan ciegos y sordos para no enfrentar sanciones de los Estados Unidos. También dicen ellos que esto es un caso domestico y no uno internacional.

Primero, podemos estar de acuerdo que desde el 1917 los puertorriqueños nacidos en la isla adquieren la ciudadanía americana de forma automática.

¿Pero que significa esta ciudadanía americana para el puertorriqueño que vive en la isla?  Significa que es una ciudadanía a medias y discriminatoria porque no contiene todos los elementos de los ciudadanos estadounidenses que viven en los Estados Unidos de Norte América. Pero sin embargo, lo que si aplica completamente y sin restricciones es el puertorriqueño puede ser reclutado como soldado en las fuerzas armadas de los Estados Unidos para morir en las guerras de Irak, y el medio oriente.  También pueden ir a cualquier parte del mundo con un pasaporte americano sin problemas.

El Congreso de los Estados Unidos de Norte América tiene territorios americanos que son Guam, Las Islas Marianas, Puerto Rico y las Islas Vírgenes. El Congreso puede disponer de las aguas, el cielo, los minerales y las costas de los territorios.  O sea, se obedece la Ley de la Constitución del los Estados Unidos en todos los territorios. Pero lo que confunde a todos es que por la condición territorial de la isla de Puerto Rico se le prohíbe a sus habitantes el votar por el presidente de la nación. Esta condición discriminatoria  a una persona con ciudadanía americana condicionada a su sitio geográfico se decidió por el Congreso y solo ellos pueden otorgar ese derecho. Puerto Rico es el único sitio donde viven americanos que no pueden votar por su presidente. Supuestamente, a cambio de esto no hay que pagar impuestos federales en la isla.  Podemos concluir que las condiciones son un total disparate. O sea, debido a que no pagamos impuestos federales, entonces no tenemos derecho a votar por el presidente ni tener 6 congresistas con voz y voto.  Aquí esta otro detalle mucho mas confuso y que todos los americanos ignoran . Si hay un estadounidense viviendo en Puerto Rico si puede dar su voto por el presidente pero alguien nacido y viviendo en Puerto Rico no puede ejercer ese derecho de todo americano. Si hay un puertorriqueño viviendo en cualquier otra parte de los Estados Unidos si puede votar por el presidente.

Los ciudadanos americanos de Puerto Rico se les obliga a usar la flota de barcos americanos únicamente con lo que se llama la ley de Cabotaje para traer productos por mar y aire. Esto indirectamente es un tipo de Tax debido a que son mas caros que cualquier flota del mundo y nos toca pagar esos precios para traer comida y productos a la isla. A ningún estado de la nación se le impone esa Ley discriminatoria que estrangula la economía de la isla.

En cuanto a beneficios federales, se le otorga mucho menos a los ciudadanos americanos de Puerto Rico que a cualquier otro estado. Podemos deducir que eso es debido a que no tenemos congresistas que nos puedan ayudar a conseguir los mismos beneficios sociales y económicos que otros estados.

Hay que comenzar a educar a todos los americanos sobre la condición discriminatoria que vive un ciudadano americano en Puerto Rico. Nos toca a nosotros pasar la voz y exigir un cambio que nos de las mismas oportunidades que dicta la constitución americana.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*