Pese a sus historias, bonanzas, aportes al fiscal Villa Isabela es olvidada

0
112
Aquí donde Cristóbal Colón fundara a La Isabela en 1494.

La Isabela, Puerto Plata, R.D.- A pesar de haber sido la primera ciudad del Nuevo Mundo, redescubierta por el Almirante Cristóbal Colón en el año 1494 quien eligió los restos de de la carabela La Navidad, ésta zona altamente productiva y ganadera, hay quienes dicen que el actual gobierno la tiene en el olvido, aunque las lluvias del fin de ano 2016 causaron destrozos, deslizamientos y muertes.

En tiempos de Cristóbal Colón, la ciudad fue una mezcla de puerto, astillero, aduana y almacén, a través de la cual se canalizaba todo el tráfico entre la isla y España.

A partir de 1496 sus habitantes empezaron a emigrar a otras partes de la isla y en el año 1500 había sido abandonada por completo.

Sin embargo, en la actualidad sus ruinas constituyen un parque arqueológico.

Tiene “El Castillo”; “Las Coles”, zona agrícola, ganadera, artesanal, desembocadura del río Bajabonico, un área de canteras, desde donde se extrajo la piedra para las edificaciones, el puerto y el astillero.

La base económica de Villa Isabela se sustenta en la producción de agrícola y ganadera.

Este municipio consta de unas 300 mil tareas de tierra, de las que se utilizan 185 mil para el pasto para el ganado, lo que ha permitido que la ganadería se haya desarrollado de manera acelerada; unas 38 mil tareas son empleadas para la agricultura, en las que se cultiva tabaco, maíz, yuca, habichuelas, plátanos y otros cultivos menores.

Se puede afirmar que el municipio tiene una producción agrícola y ganadera autosuficiente para satisfacer el consumo interno y practicar una pequeña exportación hacia otras partes del país con los excedentes de producción.

Otro renglón económico que no debe quedarse es la pesca, actividad principal de las comunidades costeras del municipio del que se beneficia directa e indirecta miles de personas, según datos de la Oficina Municipal de Agricultura.

Pese a esas historias, sus bonanzas y los millones que genera al Estado Dominicano, esta comunidad por la vía terrestre, sus habitantes están aisladas por la vía terrestre a causa del destartalado puente que une a las zonas Villa Isabela y La Isabela.

Residentes sostienen que mientras se mantiene la indiferencia estatal, ellos transitan como dice el refranero “con el bacalao acuesta.”

Productores agrícolas, ganaderos, amas de casa, estudiantes, fabricantes de quesos, demandan del Presidente de la República Danilo Medina la  terminación del “viaducto que enlaza el distrito histórico con el municipio de la Isabela y Villa Isabela, antigua “Las Lagunas”.

Su nombre original fue “Las Lagunas” debido a las aguas que se estancaban en los tiempos de abundantes lluvias por lo bajo del terreno, pero desde los años 1937 en la dictadura del general Rafael Leónidas Trujillo Molina, cambió a ser llamada Villa Isabela.

Es una zona laboriosa, próspera, su fundación y desarrollo como núcleo poblacional se atribuye a Don Silvano Reynoso a principios de 1900, quien se estableció junto a otras familias.

Villa Isabela es el Santuario que sirve de hábitat a diversas especies marinas y aves, algunas en peligro de extinción, como los manatíes de Estero Hondo.

Donde todo comenzó en las Américas; las ruinas, un museo, el Templo de las Américas, tallados en madera preciosa de guayacán.

Así al descuido, nada más naturaleza, vistas, una bahía protegida y mucha historia.

Es momento de dar rienda suelta a la imaginación, porque en su segundo viaje a la isla, que hicera Cristóbal Colón escogería fundar La Isabela, el primer asentamiento europeo en el Nuevo Mundo en 1493.

Un pequeño museo fue el Parque La Isabela con sus ruinas donde se observa el lugar donde estuviera la casa del Almirante Colón, única que se construyera en América, la cantera de donde se extrajeron los bloques de caliza para la construcción y los enterramientos de los taínos en el lugar.

Ya no está la iglesia original del poblado, pero devotos al catolicismo en el 1994 contribuirían para construir el precioso Templo de las Américas, en conmemoración de los 500 años de la primera misa en el Nuevo Mundo.

A esa edificación se llega por un corto sendero, destacan los vitrales del afamado artista dominicano José Rincón Mora.

Los guías dan información sobre los productos de origen taíno para que el turista conozca la historia de la isla a través de artefactos, pinturas y artículos distintivos de la región.

Artesanía auténtica de la zona se expende allí y en el poblado de El Castillo, incluyendo los tallados en madera preciosa de guayacán.

Villa Isabela.

Está ubicada en la parte occidental de la provincia de Puerto Plata siendo su cuarto municipio en superficie y el sexto en población.

Al Norte limita con el Océano Atlántico, al Sur con el municipio de Los Hidalgos y la provincia de Valverde, al Este con el municipio de Luperón y al Oeste con la provincia de Montecristi.

Está dividido políticamente en tres Distritos Municipales como son Estero Hondo, La Jaiba y Gualete; dos secciones Laguna Grande y Los Pilones y 48 parajes.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*