No basta con crear empleo, importa también calidad y inclusión, advierte la OCDE

0
340
Two operators in Valladolid.

La OCDE instó hoy a los gobiernos a no concentrarse exclusivamente en la creación de empleo y prestar también atención a su calidad, al acceso al trabajo de mujeres y jóvenes, al refuerzo del diálogo social y a la formación continua de los profesionales.

La OCDE realizó estas recomendaciones en su informe “Perspectivas de Empleo 2017”, presentado en Berlín, en el que disecciona la situación del mercado laboral en sus 35 socios -entre ellos España, México y Chile-, y en el que asegura que el empleo de calidad es uno de los mejores argumentos contra el auge del populismo y la creciente desigualdad.

La organización multilateral subraya además que atender estos elementos no tiene por qué debilitar la creación de empleo, como lo demuestran los resultados de sus miembros en el norte de Europa, que obtienen unos mejores datos en términos generales.

España, por su parte, puntúa entre los peores de la OCDE en población empleada y tasa de desempleo, así como en otras categorías como personas en riesgo de perder su ocupación, seguridad económica en caso de paro y porcentaje de trabajadores con ingresos bajos.

El estudio afirma aportar “valiosas evidencias nuevas sobre el grado en el que el revés populista se debe al fracaso real de las políticas actuales para promover el crecimiento inclusivo”, reconociendo que la respuesta de la “ortodoxia” económica a la crisis global ha provocado tensiones sociales.

Además, la OCDE señala una serie de direcciones para que los gobiernos puedan “atender mejor las legítimas preocupaciones” de la sociedad y atajar las razones que han alimentado el populismo en los últimos años.

Las políticas laborales, explica el informe, deben ir más allá de lo meramente cuantitativo y tener en cuenta “la calidad de los empleos”, la “resistencia” del mercado de trabajo ante una crisis, su capacidad para incluir a jóvenes y mujeres, y de adaptarse dependiendo de los cambios en el mercado, el comercio y la evolución tecnológica.

Por eso, debe ayudarse a los trabajadores a “construir las habilidades adecuadas y a adaptarlas” a las necesidades del mercado “durante su vida laboral”, apunta el documento, de unas 260 páginas.

Asimismo, la OCDE apuesta por aumentar la oferta de programas de búsqueda de empleo para los trabajadores desempleados y por “adaptar la protección social” a cambios en el mercado laboral como el aumento del número de autónomos, la creciente movilidad y el declive de ciertos sectores por la revolución tecnológica.

Por último, destaca que se debe involucrar a los sindicatos y otras formas de representación de los trabajadores y promover “la negociación colectiva”, que puede contribuir a que “cambios potencialmente rupturistas” se realicen de forma beneficiosa para los empleados.

La OCDE asegura que la desigualdad está creciendo entre sus miembros de tal forma que la renta disponible del 10 % más acaudalado es ahora más de nueve veces mayor que la del 10 % más pobre, cuando hace 25 años era siete veces más.

Además, denuncia la “polarización laboral” de las últimas décadas, esto es la reducción del empleo considerado de clase media en favor de los trabajos de alta o baja remuneración.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*