Muere a los 94 años “Felo” Ramírez, histórico narrador de los Marlins

0
249

El legendario locutor cubano de radio Rafael “Felo” Ramírez, la voz que identificó por lustros al equipo de los Marlins de Miami, murió el pasado lunes a los 94 años tras sufrir en abril pasado una caída, informó hoy el club de las Grandes Ligas de Béisbol (MLB, por su sigla en inglés).

El equipo de los Marlins “está sumido en la tristeza por la muerte de un gran amigo”, miembro del Salón de la Fama de Béisbol e “icono de la comunidad, Felo Ramírez”, expresó en un mensaje de pésame la franquicia.

“Felo”, desde la temporada inaugural de los Marlins, “narró prácticamente todos los momentos mágicos de la franquicia a generaciones de aficionados”, agregó.

“Adiós a nuestro amigo gentil”, apuntó el equipo en su cuenta de Twitter en español en el que dio las “gracias” al locutor.

El año pasado el campo de béisbol número tres del Tropical Park de Miami pasó a llamarse Rafael “Felo” Ramírez, en honor al querido narrador de los Marlins.

Un gesto con el que el condado de Miami-Dade le rindió tributo al periodista por “conectar a generaciones de radioescuchas hispanohablantes al deporte del béisbol en sus más de 70 años en el aire”.

“El Orgullo de “, como era conocido, “deja un profundo dolor entre aficionados de varias décadas y distintos puntos cardinales, pues Felo paseó su talento y su voz de Cuba a Puerto Rico, de Venezuela a Nicaragua”, resaltó el diario El Nuevo Herald.

Nacido en Bayamo en 1923, Ramírez descubrió pronto, con tan solo 16 años, la vocación del mundo de la narración en vivo con el relato de los partidos de béisbol que se celebraban en estadio de La Lechera, en su ciudad natal.

En 1945, el joven cubano fue contratado para narrar partidos de béisbol aficionado tras superar una prueba de radio y pasó poco tiempo después a trabajar para la emisora COCO.
Desde esos primeros años, Ramírez se dedicó a narrar encuentros de béisbol y boxeo, inicialmente en Cuba y luego en Estados Unidos, en una trayectoria profesional también relevante en Puerto Rico y Venezuela.

Incluido en 2001 en el Salón de la Fama del Béisbol de EEUU, Ramírez fue, después de Martín DiHigo, el segundo cubano que logra ese reconocimiento, que se le otorgó por “sus grandes contribuciones al béisbol”.

Desde 1993 era el narrador oficial de las transmisiones en español de los partidos de los Marlins en las Grandes Ligas; sin embargo, a lo largo de su carrera ha reseñando a figuras como Roberto Clemente, Tany Pérez y Orlando “Peruchín” Cepeda.

Entre los grandes momentos de este deporte que ha podido transmitir figuran el batazo 3.000 de Roberto Clemente o el jonrón 715 de Hank Aaron.

Ramírez se mantuvo activo profesionalmente hasta prácticamente abril pasado, cuando sufrió una caída en Filadelfia y se golpeó la cabeza.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*