México quiere colaborar con EEUU pero sin agravios, según el ministro de Exteriores

0
363

CIUDAD DE MÉXICO (Reuters) – El ministro de Exteriores de México, Luis Videgaray, dijo el martes que su país quiere mantener con Estados Unidos una relación integral y de colaboración en materia de seguridad, pero siempre y cuando se dejen de lado las amenazas y los agravios, refiriéndose a las actitudes del presidente estadounidense, Donald Trump.

Al comparecer ante el Senado para comentar una reciente reunión con dos de los principales miembros del Gobierno estadounidense, el ministro dijo que México no aceptará aranceles o cuotas cuando comience la renegociación del Tratado de Comercio de América del Norte (TLCAN), impulsado por Trump.

“México quiere seguir una relación de amplia colaboración y estrecha comunicación, pero para ello es necesario que la relación sea genuina y de diálogo constructivo, en la que dejemos atrás las amenazas y agravios”, dijo Videgaray.

Ambos países mantienen acuerdos de cooperación para combatir a los cárteles del narcotráfico, lo que ha permitido la captura y extradición de poderosos capos como Joaquín “El Chapo” Guzmán.

La relación entre México y Estados Unidos atraviesa uno de los momentos más tensos de su historia, sobre todo por la intención de Trump de construir un muro en la extensa frontera entre ambos países, a menudo conflictiva por el tráfico de drogas y el paso de miles de inmigrantes indocumentados, lo que se suma al comercio regular del TLCAN.

Videgaray dijo que las conversaciones para renegociar el tratado comercial comenzarían en junio o tal vez más tarde, y que México se mantendrá dentro del acuerdo siempre y cuando le convenga, dependiendo de lo que plantee Estados Unidos.

“Cualquier modificación que implique daño y no beneficio a la economía nacional no la aceptaría el Ejecutivo”, señaló, y advirtió que la llamada Iniciativa Mérida, un importante pacto orientado a mejorar la seguridad bilateral, no sería parte de la discusión.

“No será una ficha de negociación”, dijo, tras varias preguntas de los senadores, y aclaró que la renegociación del tratado comercial no será rápida.

MÉXICO PIDE AYUDA A ONU Y OEA

Trump ha asegurado que Estados Unidos no fue tratado de manera justa por México en el área comercial y que es necesario sacar de territorio estadounidense a los “tipos malos”, refiriéndose a inmigrantes que han cometido crímenes.

México teme que, con la nueva política migratoria lanzada por Trump, comiencen deportaciones masivas de mexicanos que viven indocumentados en Estados Unidos y suman unos seis millones de personas.

El canciller dijo que se reunió recientemente con el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, a quienes pidió estar alertas al tratamiento que se les da a los inmigrantes en Estados Unidos.

Videgaray dijo que durante la reunión con el secretario de Estado, Rex Tillerson, y el secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, el Gobierno mexicano dejó claro que no aceptará que sean deportados a México inmigrantes centroamericanos o de otros países, como se mencionó en nuevos lineamientos migratorios publicados la semana pasada.

Además, el secretario dijo que es prioridad de la estrategia actual del gobierno de Enrique Peña Nieto proteger las remesas que envían los inmigrantes, que suman cerca de 27.000 millones de dólares al año y son una de las principales fuentes de ingresos del país.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*