Mejores medicinas y diagnósticos reducen muertes por cáncer de seno

0
106

Las muertes de pacientes con cáncer de seno disminuyeron 12% en 2012 en relación con el año 2000, debido tanto a mejoras técnicas de mamografía como a desarrollos de medicinas, informó un reporte dado a conocer hoy.

El estudio, presentado por el Centro médico de la Universidad de Stanford y publicado hoy en la revista científica de la Asociación Estadounidense de Medicina JAMA, señaló que una mayor variedad de medicamentos ha sido ofrecida para el uso clínico, lo que ha facilitado el tratamiento de este tipo de cáncer.

Estos medicamentos van “desde quimioterapias hasta compuestos con un objetivo específico”, según describe el texto.

Igualmente, los avances en las mamografías han facilitado la detección oportuna en las primeras etapas de los tumores cancerosos.

“Hemos pasado de la mamografía basada en una película a la digital; hay nuevos tratamientos molecularmente enfocados y nuevos tipos de regímenes de quimioterapia”, destacó Sylvia Plevritis, profesora de Stanford y autora principal del estudio.

Plevritis, directora del Centro Stanford para la Biología de los Sistemas de Cáncer, indicó que la disminución en las muertes causadas por este tipo de cáncer en 2012 se puede atribuir “37 % debido a los exámenes y 63 % debido al tratamiento”.

Utilizando estadísticas y modelos de desarrollo del cáncer de seno, los investigadores, divididos en seis equipos, elaboraron cuadros comparativos de los efectos del diagnóstico y el tratamiento de la enfermedad, encontrando que estos factores representaron un 49% de reducción de muertes en 2012, en comparación con un 37% de disminución en 2000.

“Nuevas drogas, particularmente aquellas que son dirigidas molecularmente, son asociadas con una mayor reducción en la mortalidad del cáncer, más que los exámenes”, explicó Jeanne Mandelblatt, profesora de oncología y medicina de la Universidad Georgetown, y autora “senior” del informe.

El análisis también resaltó cómo las mejores técnicas para detectar el cáncer en etapas tempranas han llevado a tratamientos menos fuertes, lo que igualmente ha reducido los efectos colaterales en los pacientes.

Los investigadores mostraron su optimismo para poder seguir trabajando en los nuevos desarrollos que permitan combatir más eficientemente este tipo de cáncer.

“Esto nos ayuda a pensar sobre el futuro y a cómo asegurar que las tecnologías y las drogas que están marcando la mayor diferencia son difundidas más ampliamente”, manifestó Plevritis.

Más de 3,5 millones de mujeres estadounidenses con historia de cáncer de seno estaban vivas el 1 de enero de 2016, según datos de la Sociedad Americana del Cáncer que calculó que cerca de 40.600 mujeres murieron de este tipo de cáncer en los Estados Unidos en 2017. efe

Por favor , déjenos su comentario...