LA UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO NECESITA UN SISTEMA DIGITAL DE AVANZADA

0
358

El sistema digital de avanzada puede contar con una nueva estrategia de promoción y relaciones publicas donde se da a conocer la nueva transformación de la universidad del país de forma fácil y entendible al pueblo. No tan solo se debe reestructurar a nivel digital sino también a nivel mundial.  Esto debido a que se abre la comunicación a todos los países del mundo y sus universidades donde se busque la colaboración y el intercambio de ideas y proyectos innovadores que surjan de las mismas. Un sistema digital donde también se matriculen para cursos en Ingles y español miles de estudiantes nuevos de otras partes del mundo en línea a un precio especial para extranjeros. Para ello, no necesitan una VISA de inmigración ni nada por el estilo.  Solo una buena y fácil plataforma virtual de cursos para comenzar de inmediato.

La comunidad universitaria se compone de todo el país dado a que le sacan el dinero que se aporta en las planillas sobre ingresos de todas las familias de Puerto Rico para ayudar a pagar los gastos de la universidad. Como tal, esa corporación publica responde al pueblo de forma directa y es responsable del desarrollo económico de la isla como motor de ideas nuevas y servicios educativos de calidad mundial. La universidad del estado es responsable de educar a los hijos de los pobres para que tengan el acceso a la educación superior con becas o un precio módico y al graduarse puedan conseguir un trabajo.

Para que la universidad sea eficiente, al igual que las universidades del mundo que ya están transformadas, se debe eliminar toda duplicación de trabajos administrativos, exceso de académicos en cursos que ya no tienen relevancia, en compras, y en pagos de contratos millonarios. Toda transacción debe hacerse de forma central en la nube en vez de tener cincuenta tipos de forma de papel en los once recintos sin control alguno donde se compra mas de lo que se tiene presupuestado. estos cambios se harían de forma escalonada.

La universidad se debe transformar hacia el uso y distribución de internet de banda ancha, laboratorios virtuales, creación de aplicaciones telefónicas, cursos en línea todos los días y a todas horas en todos los recintos, entre otros.

Llego el momento de que nuestro sistema educativo K-16 sea el ejemplo de excelencia con los mejores profesores que tengan todas las herramientas necesarias para desarrollarse con sus estudiantes. Donde todos y cada uno de los miembros de la facultad tenga la oportunidad y la flexibilidad de hacer intercambios internacionales (sin tener que ser aprobado por decanos que nunca han publicado ni han escrito propuestas), publicar sus escritos e investigaciones, hacer programas educativos en video para las redes, colaborar con todos los departamentos del gobierno, ofrecer cursos en línea en otros recintos dentro y fuera de Puerto Rico para de esa manera competir con el resto del mundo sin restricciones de una burocracia de pedir permiso para toda actividad académica.

La historia nos muestra que la función de los cuerpos académicos y administrativos existentes de la Universidad de Puerto Rico ha sido el prevenir y dilatar el desarrollo de la facultad en vez de promoverla y servir de apoyo. Este diseño con exceso burocrático sin limites de la época agrícola debe ajustarse a los tiempos para transformarse a un modelo digital y eficiente.

Las universidades de calidad ya están abiertas al mundo, le proveen la información a sus estudiantes y le hacen todo proceso administrativo de forma digital.  La Universidad de Puerto Rico no tiene mucho que ofrecer ahora mismo y solo descansa en algunos proyectos buenos que están dispersos en sus once recintos mientras el 90% de los programas académicos no le garantizan un trabajo a sus egresados.

Muchas universidades en el mundo también ya se han puesto de acuerdo para compartir funciones administrativas de forma electrónica donde los estudiantes no se dan cuenta que tal vez su matricula esta hecha por otra universidad pero a un costo mucho mas económico que lo que tenia antes. El ahorro por contratar a otra universidad de esas funciones se usan ahora para investigaciones y desarrollo de propuestas nuevas que le dejaran mucho mas dinero con el fin de hacer los proyectos autosustentables.

En muchas universidades ya se pueden matricular para los cuatro años y pagar por anticipado a un costo mas bajo.  Ese sistema eficiencia en la matricula ayuda a bajar los costos y dolores de cabeza de antemano en predecir los grupos de clases de cada semestre.

En Puerto Rico ya hay que pensar fuera de la caja. Hay que cambiar la estructura que solo sirve para gastar dinero que se necesita para que nuestros estudiantes comiencen a estudiar programas nuevos que tengan relevancia mundial.  Hay que crear una oficina de colocaciones internacionales que trabaje de forma agresiva y digital (que sea auto liquidable) para que los estudiantes y sus profesores puedan ir a otros países a practicar durante el verano.

Es el momento de cambiar el sistema arcaico, de pensar en el futuro y ser positivo. Hay que quitar todo puesto universitario administrativo que solo sirve para reunirse a discutir cosas triviales solo porque el proceso y la ley universitaria lo dice pero que no tiene relevancia alguna en el estudiantado. La ley universitaria puede ser cambiada con solo hablar con la Junta de Control Fiscal. Especialmente si es para no malgastar dinero en reinados académicos y administrativos.

No hace falta tantos vicepresidentes, rectores, decanos, asistentes de decanos, ayudantes especiales, abogados a sueldo, directores, y coordinadores en la estructura universitaria. Todos estos gastos excesivos deben eliminarse.  Los que sean nombrados deben escribir propuestas para que puedan mantener sus puestos de reinado siempre y cuando no sirvan de obstáculo para el desarrollo de la universidad.

Si dejamos que estos cambios, la creación de cursos nuevos en línea y la reestructuración sea llevada a cabo por la administración universitaria existente y todos sus cuerpos políticos de arena movediza, no se hará absolutamente nada en muchos años y viviremos en un pasado incierto mirándonos el ombligo como hasta ahora tenemos.

Muchas universidades del mundo ya han cambiado rápidamente y solo se han quedado con uno de cada uno de esos funcionarios administrativos para todos sus recintos y han digitalizado muchas de sus funciones aligerando el proceso académico a favor del estudiantado.

Esperamos que se pueda hacer el cambio para el bien de los estudiantes.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*