La Universidad de Puerto Rico – Fabrica de Desempleados

0
211

El mundo entero se encuentra en transformación educativa debido al cambio en la dinámica de trabajos disponibles, tecnología y economía global.  Todo ya esta cambiando y un gran numero de estudiantes de la isla, luego de graduarse y gastar decenas de miles de dólares en sus estudios, no encuentran trabajo para mantenerse o seguir sus estudios graduados.  Especialmente aquellos que estudian profesiones que no están en demanda ni en Puerto Rico, ni en el mundo.

La Universidad de Puerto Rico debe cambiar sus programas académicos, ofrecimientos y debe modernizar su sistema para preparar a los jóvenes para un mundo que exige la solución de problemas, la colaboración, la creación de productos y la innovación.  Las clases no deben ser todo a base de teorías que de nada le sirven al estudiante. La clase no debe ser el seguir un libro de algún autor americano que es el ídolo del profesor hace cincuenta años ó presentar ochenta diapositivas de Power Point para ser memorizadas para un examen.

En estos momentos la Universidad de Puerto Rico no tiene proyectos de investigación interdepartamentales, no escriben propuestas de forma agresiva para traer fondos a su recinto, no tienen proyectos inter recintos tampoco. La mayoría de los recintos son islas separadas que hasta el momento sirven para gastar dinero y hacer lo mismo como autómatas sin que nadie les reclame nada.  Todos entienden que la autonomía significa no hacer nada y que nadie los moleste si así lo desean.

¿Porque tenemos que seguir teniendo presidentes universitarios con una burocracia de gastos millonarios, rectores en los once recintos, ayudantes especiales, consultores, decanos y directores de departamentos? ¿Cuál es su función? ¿De que nos sirve? ¿Quein exige esta burocracia? En otras universidades estas personas existen porque están a cargo de buscar fondos, recursos y enlaces para mejorar su sistema universitario. Todo el esfuerzo debe ser para que la universidad sea autosuficiente. La autonomía universitaria no es para gastar dinero de forma desmedida a costa de los estudiantes pobres de la isla.

Se les olvida a todos los burócratas que la Universidad de Puerto Rico se paga con fondos de impuestos de los habitantes de la isla que tienen el derecho de cuestionar y exigir un cambio que le de beneficios a sus hijos.

Hay que eliminar todos los rectores de los recintos pequeños con todo el reinado completo de decanos, directores y otros. Ese dinero ahorrado debe insertarse en el fondo general de la universidad para no tener que subir la matricula a los estudiantes con bajos recursos.

Para provocar el cambio, y evitar la fabrica de desempleados, hay que re entrenar a toda la facultad de forma urgente y compulsoriamente en el uso de métodos nuevos modernos de enseñanza la integración de laboratorios virtuales, cursos en línea, colaboración mundial y exigirle por contrato la participación en foros mundiales que todo tipo. Hay que enviar a nuestros universitarios a sus practicas desde el primer día para que no pierdan su tiempo en una profesión que al final no les guste.

Aquellos departamentos y grados que no estén en demanda para conseguir trabajo deben ser detenidos por algunos años en lo que se pueda transferir esa facultad a otro departamento en demanda.

Encima de esos factores mencionados, podemos apreciar que la preparación de los estudiantes que se gradúan de la Universidad de Puerto Rico en este momento no es la que se espera para competir en un mundo de economía global donde hay que ser creativos, pensar y resolver problemas junto a otros colaboradores en el mundo por medio de la tecnología.  Todos deben tener un dominio del idioma ingles en su profesión y en su vocabulario regular para poder sobrevivir en la economía global.

Llego el momento de establecer una nueva dirección en las instituciones educativas del país desde Pre-Kinder hasta el doctorado.  Los métodos usados actualmente en estas instituciones publicas de nuestro país se encuentran en desfase con el resto del mundo moderno.

El emular a los Estados Unidos de Norte América no necesariamente es la clave para mejorar todo debido a que somos otra cultura, con idiomas y costumbres diferentes. Hay que comenzar a ver como nuestros jóvenes aprenden a insertarse en las actividades de economía mundial. La realidad es que Puerto Rico no tiene trabajos disponibles ni tendrá trabajos para tantos graduados en estos momentos.

Tenemos mucho talento y nuestros jóvenes llegan a la escuela y a la universidad con mucho deseo de aprender y superarse pero solo unos pocos sobreviven en ese mar inmenso de inseguridad, maltrato, abandono y falto de métodos modernos de aprendizaje.

Esto no es debido a los maestros ni a los profesores sino debido al sistema publico educativo burocrático con un modelo arcaico existente que se niega al cambio.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*