La sobrecarga de trabajo administrativo de los educadores en Puerto Rico

0
1073

Aziza Mahmud Pérez |

La burocracia que enfrentan los maestros todos los días en el Departamento de Educación de Puerto Rico representa una verdadera amenaza al proceso enseñanza-aprendizaje de sus estudiantes. Algunos de los obstáculos que enfrenta el educador que le resta tiempo a los estudiantes son: la documentación de los planes de trabajo diarios, las educaciones continuas, solicitudes del Departamento de Educación, formularios, transcripción electrónica de calificaciones, notas sobre el comportamiento de los estudiantes entre otras cosas.

Con todo este trabajo burocrático el educador debe establecer y mantener un clima institucional favorable para el proceso educativo. Todo esto provoca en los educadores que sus trabajos y clases se retrasen lo que nos lleva preguntarnos si tenemos una evaluación justa del trabajo de los maestros en Puerto Rico y si esto a su vez amenaza la ley de Ningún Niño Rezagado.

Según la  Ley Orgánica del Departamento de Educación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico en el Art. 1.05 Año y mes escolar; tiempo lectivo (3 L.P.R.A. sec. 391b) describe que cada estudiante recibirá, por lo menos, ciento ochenta (180) días anuales de enseñanza lo cual puede cuestionarse si es cierto que la burocracia sometida al maestro le permite mantener dicho estándar.  Desde hace muchos años el deterioro progresivo de la educación pública puertorriqueña ha impedido que se ejerzan sus funciones históricas principales como lo es el servir de articuladora de los diversos sectores sociales.

Los Secretarios de Educación seleccionados bajo el control del poder político cada cuatro años terminan imponiendo las condiciones bajo las cuales se debe dirigir la educación sumándole más carga a la ya existente. Con cada cambio de gobierno se improvisa legislación o se emiten cartas circulares para demostrarle al electorado que “algo” se está haciendo, e irracionalmente incluyen cartas circulares para el año escolar a solo días de comenzar el semestre sin preparar a los maestros sobre las dudas que los cambios pudiesen acarrear a asuntos sensible en la población.

Los países que tienen buenos sistemas de educación pública, como los escandinavos, suelen tener mayor grado de integración o cohesión social. Un país bien educado es la mejor garantía para el desarrollo de una sólida y exitosa economía, es su mayor recurso y su mejor inversión.

_____

Aziza Mahmud Pérez
Dr. Edgar León
EDUC 823
Tecnología educativa

DEJE SU RESPUESTA


*