Gobernador de Puerto Rico insiste a boricuas de Florida influir en elecciones

0
963

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, insistió hoy en la necesidad de que los boricuas asentados en territorio continental de Estados Unidos se “inserten” en el sistema electoral y persuadan a la clase política de la necesidad de ayudar a la isla.

Durante un recorrido por locales comerciales de Florida Central, estado en el que se halla de visita, y luego en una charla con líderes religiosos locales, Roselló instó a la comunidad de puertorriqueños a organizarse y hacer valer su peso electoral, en especial este año que se eligen representantes para el Congreso.

“El 2018 es el año que nos organizamos para poder tener trato igual para nuestro pueblo. Este es el año para generar cambios, no podemos seguir siendo tratados como ciudadanos de segunda clase”, sostuvo el mandatario, según recoge un comunicado de la gobernación.

El gobernador visitó la panadería Melao, muy conocida entre la comunidad boricua de Kissimmee y que tuvo un rol fundamental como centro de acopio de suministros tras el destructivo paso del huracán María por Puerto Rico el pasado mes de septiembre.

Roselló agradeció a Eduardo Colón, propietario de este establecimiento de Kissimmee, ciudad de la periferia de Orlando (centro de Florida), donde se asienta una numerosa comunidad de puertorriqueños.

El gobernador se reunió también con una veintena de líderes religiosos y agradeció, entre otros, a Nino González, de la Iglesia El Calvario de Orlando, Gabriel Sarguero, presidente de la Asociación Nacional de Evangélicos Latinos (NALEC, por sus siglas en inglés) y Myriam Saldaña, del Centro Cristiano de Restauración, por dar refugio a los desplazados de la isla.

“Nuestro llamado es para que los líderes religiosos que tengan vínculos con el Partido Republicano ayuden a educar al liderato político sobre la situación de Puerto Rico y la necesidad de que Puerto Rico tenga acceso equitativo a los fondos federales de recuperación”, manifestó el gobernador.

El líder del ejecutivo en la isla sostuvo el viernes una asamblea comunitaria celebrada en el centro cívico de Kissimmee, en la que indicó que el paso del huracán María por Puerto Rico ha contribuido a que en Estados Unidos haya más “simpatía y empatía” con los puertorriqueños.

Según Rosselló, en Estados Unidos viven 5,6 millones de puertorriqueños, un millón en Florida, los cuales “tienen el poder político, tienen la capacidad de crear cambio y la oportunidad de hacer las cosas bien, no solo para la isla, sino hacer las cosas bien para ustedes también”.

A esa asamblea asistió el gobernador de Florida, Rick Scott, quien ha ayudado al asentamiento de boricuas en el estado, y anunció una inversión de un millón de dólares para ayudar a las familias desplazadas a encontrar empleo y otras medidas en el mismo sentido.

Según datos de la gobernación de Florida, desde el 3 de octubre de 2017 más de 318.000 personas han llegado a Florida desde Puerto Rico por los aeropuertos internacionales de Miami y Orlando y el puerto de cruceros Everglades, en Fort Lauderdale.

Por favor , déjenos su comentario...