Giuliani: es estúpido creer que control armas detendrá terroristas islamistas

0
1188
Former New York City Mayor Rudy Giuliani speaks at the annual Conservative Political Action Conference (CPAC) on March 2, 2007 in Washington DC. (Lauren Victoria Burke)

El exalcalde de Nueva York Rudolph Giuliani declaró hoy en Santiago de Chile que considerar que el control sobre la venta de armas en Estados Unidos puede evitar matanzas como la perpetrada el pasado fin de semana en Orlando carece de sentido.

“¡Cuán estúpido se puede ser para pensar que el control de armas puede detener a estos terroristas islamistas demoníacos!”, dijo Giuliani, amigo y simpatizante político del virtual candidato republicano a las elecciones presidenciales de EE.UU., Donald Trump.

El político estadounidense, quien fue alcalde de Nueva York entre 1994 y 2001, dictó hoy una conferencia en la que expuso sus ideas sobre el combate al crimen y contestó preguntas sobre la carrera electoral a la Casa Blanca, el derecho a las armas recogido en la Constitución estadounidense y la matanza en una discoteca gay donde este domingo murieron 49 personas.

“El control de armas no tiene nada que ver con el terrorismo. El presidente Barack Obama y Hillary Clinton (la virtual candidata del Partido Demócrata a las elecciones presidenciales de EE.UU.) no deberían estar hablando de eso”, sostuvo Giuliani.

En opinión de quien fue bautizado como “El Alcalde de América” por su desempeño tras los ataques terroristas del 11-S, “Obama debería estar avergonzado” por el hecho de que en un año ha habido cuatro grandes atentados cometidos por musulmanes fanáticos integristas, en París, San Bernardino (California), Bruselas y ahora Orlando.

Según Giuliani -quien viajó a Chile para participar en un ciclo de conferencias organizado por la Universidad Adolfo Ibáñez-, la matanza perpetrada en Orlando por el ciudadano estadounidense de origen afgano Omar Seddique Mateen “fue un acto de guerra”.

“Cuando alguien de un país extranjero atenta contra tu país, eso es un acto de guerra”, afirmó “Rudy” Giuliani, hijo de emigrantes italianos, quien puntualizó que -a diferencia de Donald Trump-, él no está a favor de expulsar a los inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos.

A juicio del exalcalde de Nueva York, el presidente Bill Clinton no actuó con firmeza cuando en 1998 las embajadas de Estados Unidos en Nairobi (Kenia) y Dar es Salaam (Tanzania) fueron atacadas por terroristas vinculados a Al-Qaeda y ello “animó” a Osama Bin Laden a planificar los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Giuliani comparó la política antiterrorista de George W. Bush (2001-2009), “que mantuvo a Bin Laden escondido en una cueva”, con la de Barack Obama, quien ordenó la progresiva retirada de tropas estadounidenses de Irak y Afganistán, lo que, según él, ha dado alas a Dáesh.

Respecto a las expectativas de Donald Trump para convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos, Giuliani consideró que tiene mejores propuestas que su virtual oponente, Hillary Clinton, especialmente en materia económica y de combate al terrorismo.

Tras puntualizar que no siempre está de acuerdo con las ideas del magnate, Giuliani se mostró convencido de que si Trump llega a la Casa Blanca “no habrá una guerra con México”, en implícita alusión a la polémica promesa electoral de expulsar a los inmigrantes en situación ilegal y levantar un muro en la frontera sur de EE.UU.

El exalcalde neoyorkino acusó a Barack Obama y Hillary Clinton de tener “mano blanda” frente al terrorismo y también de respaldar medidas económicas que atosigan con impuestos a las grandes compañías y les obligan a establecerse en otros países.

Respecto a Chile, Giuliani propugnó diversas medidas para reducir considerablemente los índices de delincuencia.

Entre sus recetas figuran que los agentes que patrullan las calles (Carabineros) y los que investigan los delitos (Policía de Investigaciones) haya una coordinación que actualmente no existe, y que ambos cuerpos trabajen en estrecha colaboración con los fiscales.

También propuso emplear a fondo la tecnología, con más cámaras de vigilancia y análisis de ADN a los delincuentes, así como endurecer las penas de cárcel para los reincidentes, hasta llegar a la cadena perpetua.

“Para ello necesitamos voluntad política. Sin eso, el problema permea a todo el sistema, incluida la policía”, aseveró.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*