FACTORES QUE INFLUYEN EN LA EDUCACION

0
840

A veces asumimos que los estudiantes de la escuela publica reciben cincuenta minutos de instrucción por cada salón de clases.  Creemos que cada vez que un estudiante entra a un salón, la maestra o maestro se encuentra preparado para bregar con la cantidad de estudiantes que le llegan sin saber quienes son ni que falta de información traen consigo al salón.  Se asume que el maestro habla, comunica los conocimientos y los estudiantes como grabadoras reciben el mensaje directo a sus cerebros como robots para luego recitarlo en un examen semanalmente.

Este proceso de aprendizaje es mucho mas complejo y es hora de nos demos cuenta que los hijos nuestros no son un carro de la FORD que pasa por una correa frente a nosotros para ponerle algo y luego sigue hacia el otro maestro para recibir su pieza según sea el caso.  Definitivamente hay algo malo en nuestro sistema y estamos recibiendo el resultado negativo porque no es el maestro ni el estudiante que esta defectuoso.  El modelo que seguimos usando, las influencias de todos los departamentos del gobierno y la oficina central del Departamento de Educación continúan castigando los niños de forma cruel.

Es impredecible e increíble la cantidad de boberías que los maestros tienen que gastar su tiempo en vez de ayudar a nuestros estudiantes a que aprendan a leer y a comprender lo que leen.

Todavía, el Departamento de Educación de la oficina central le da al maestro un libro de recetas de planes de currículo con día y fecha cuando debe cubrir el material. O sea, estamos usando el modelo industrial con los maestros también pero tampoco resulta efectivo esta forma arcaica de enseñanza.

A los niños hay que enseñarles a leer primero que nada para luego puedan leer para aprender por si solos. Si dependen solamente del sistema educativo, serán un fracaso en el futuro. Los niños deben seguir leyendo y aprendiendo todos los días aun fuera del plantel escolar.

Realmente, todo apunta a que hay que revolucionar el sistema existente de forma urgente. No podemos seguir poniendo parchos como si fuera un globo lleno de agua donde se hay muchos agujeros.

El que tengamos una persona nueva como Secretaria de Educación no tiene que ver nada con la solución del problema.  Lo que verdaderamente cuenta y hay que cambiar urgentemente es el método de enseñanza y aprendizaje existente. El tratamiento para resolver el problema esta en el salón de clases.  Lo que pasa entre el niño y el maestro es lo que verdaderamente debe cambiar.  Si pudiéramos poner a dos maestros por salón en la escuela elemental, nos ayudaría con la falta de ayuda individualizada y tendrían un sistema enfocado a enseñar y no a administrar para velar a los maestros.  A los que hay que eliminar es a los que se están gastando el dinero que viene para educar al niño y no para hacer reuniones y discutir lo que comieron en un restaurante o sus vacaciones en el extranjero.

No es el momento de pedir opiniones, ni de dejar que las asociaciones, federaciones y  asesores políticos reciclados digan lo que hay que hacer.  Este es el momento de representar a nuestros niños y a defenderlos de un sistema corrupto, inepto, arcaico y deficiente en todos los niveles.

Hace falta un liderato que proporcione el camino y las ideas necesarias para llevar a cabo los cambios que ayuden y salven a los niños del sistema que los viene torturando por décadas.

Estamos seguros de que hay dinero suficiente y que se puede buscar o descubrir mucho mas dinero para el salón de clases, para tener dos maestros por salón si eliminamos la burocracia excesiva del sistema central, regional, de superintendencias y escribimos propuestas nuevas de forma agresiva para pedir fondos federales. Es muy simple el modelo que se necesita.  Todo el dinero debe ir al plantel escolar para que los niños aprendan y se pongan al día junto a sus padres. La educación continua de los padres también se puede dar en las escuelas publicas o en línea si se coordina bien con las universidades.

En estos momentos, todas las agencias de gobierno le meten las manos y le roban el presupuesto de la escuela con maestros fantasmas, entorpecen las actividades académicas pidiendo formas y papelería que solo retardan el proceso educativo.  Toda esta burocracia debe ser eliminada y diseñada de tal manera que solo sea una forma electrónica que incluya todas las agencias la cual se puede completar los fines de semana o cuando pueda el director escolar. El usar maestros para hacer el papeleo nuestro de cada día y que no tiene nada que ver con el aprovechamiento escolar, le quita aun mas el tiempo que tiene el maestro para poner al día los estudiantes que entran por la puerta de su salón de clases.

Si sabemos que no todos los estudiantes reciben la información y aprenden de la misma forma. No todos leen con la misma velocidad. No todos resuelven sus problemas de igual manera.  Los niños son seres orgánicos y no una maquina de la época industrial. El creernos que todos aprenden al mismo tiempo es una gran farsa y debe parar cuanto antes para no seguir afectando a los niños de Puerto Rico.

Llego el momento de ayudar a nuestros niños con un modelo nuevo que va dirigido a ellos y no un viejo modelo corrupto que solo sirve para completar un proceso burocrático que viene del extranjero.

DEJE SU RESPUESTA

Favor dejar su comentario
Favor indicar su nombre aqui

*