El dominicano ‘Popo’ Veras recuerda las hazañas de Beamon o Evans… y algún disparo

0
172

El exvelocista dominicano Porfirio ‘Popo’ Veras, participante en los Juegos Olímpicos de México’68, vivió allí una “bonita” experiencia que le permitió ser testigo de “hazañas” deportivas como las protagonizadas por Bob Beamon o Lee Evans, aunque también recuerda el sonido de tiros y las marchas estudiantiles que siguieron a la matanza de Tlatelolco.

En el año el que se cumple el 50 aniversario de aquellos Juegos históricos, los recuerdos de lo ocurrido llegan como ráfagas a la mente de Veras, que disputó los 100, los 4×100 y los 200 m lisos.

El exatleta se apura en “atrapar” algunos de ellos, mientras muestra a Efe una fotografía con sus tres compañeros del 4×100 y el entrenador estadounidense Nick Karadaky, que acompañó a la delegación desde Santo Domingo.

Rememora con satisfacción su participación deportiva, aunque admite que la delegación local hizo el viaje sin mayores expectativas que tomar “experiencias”.

Eran tiempos en los que entrenar y ser parte de una selección dominicana en cualquier deporte dependía, en buena medida, de las gestiones y recursos del propio atleta, que solo era convocado para la competición del momento.

“Corrí los 100 metros en 10.4 segundos, pero llegué en tercer lugar y no clasifiqué. En los 200 metros no recuerdo si finalicé tercero o cuarto, pero tampoco logré avanzar. Aunque es bueno apuntar”, refiere el hoy abogado, “que nunca llegué en último lugar en ninguna prueba en la que participé en toda mi carrera”.

Entre sus compañeros de equipo estaba Alberto “El Gringo” Torres, el primer dominicano en competir en Juegos Olímpicos (Tokio’64, en 100 y 200 m.). Al igual que él, era originario de La Vega (centro), bautizada como la ‘ciudad olímpica’ por el gran número de deportistas nacidos allí y de la que Veras fue senador en el período 1990-1994.

Entre sus recuerdos más preciados de los Juegos mexicanos está el de presenciar el salto de longitud y récord mundial de Bob Beamon (8,90 m.). El Estadio Olímpico Universitario se estremeció no solo por la hazaña, sino por la reacción de su protagonista, que abrazó a todo el que pudo hasta caer al piso debido a la emoción.

“También estuve cuando Lee Evans se convirtió en el primer atleta en correr los 400 metros en menos de 44 segundos (43.86). Fue otra gran hazaña que recordamos con emoción”, dice ‘Popo’ Veras, entronizado a la inmortalidad deportiva en su país, donde también brilló como jugador de béisbol y voleibol.

Junto a esos récords memorables, ‘Popo’ Veras conserva el recuerdo del sonido de algún que otro disparo que alcanzó a escuchar en esos días tumultuosos que vivió la capital mexicana, antes y después de la matanza de estudiantes en Tlatelolco.

“Los Juegos se hicieron bajo tiros, bajo marchas (…). Escuché ráfagas desde la Villa Olímpica. Recuerdo que los estudiantes mantuvieron sus protestas durante todo el desarrollo de las competiciones”, señala Veras.

Los deportistas, explica, tenían protección militar y nunca se registró incidente alguno a su alrededor ligado a los problemas sociales del momento.

Sí refiere alguna nota curiosa: “Junto a mi entrenador Jaime ‘Capejón’ Díaz fuimos a visitar a un hospital lejos de la ciudad al también entrenador Danilo Aquino, que había enfermado. Pero no pudimos verlo porque un doctor mexicano de gran bigote nos dijo: ‘su paisano está bien, ya pueden marcharse'”.

Este antiguo corredor quedó tan a gusto con los momentos que vivió en México que, con el discurrir de los años, envió a su primogénita a realizar estudios universitarios en la nación norteamericana, que desde entonces visita con frecuencia.

“Hice muchos amigos en México. En una ocasión fui asesor jurídico de la Confederación Panamericana de Béisbol, que tenía su sede en ese país, a la par de formar parte de la directiva de la Federación Dominicana de Béisbol, y en tales roles viajé mucho a México”, afirma.

Al final de su encuentro con Efe, Veras, quien también fue viceministro de Deportes, clama por que países como el suyo aumenten significativamente el presupuesto dedicado a este renglón, al valorar su importancia.

“Precisamente en mis contactos con México me percaté de que la Federación Mexicana de Béisbol tiene un presupuesto mayor que el Ministerio de Deportes de mi país. Así es muy difícil sobresalir en el campo deportivo”, advierte el sonriente Veras. efe

Por favor , déjenos su comentario...