COMO OVEJAS AL MATADERO

0
492

Significado de los nombres

Valentín: Viene del latín Valentinus, el cual se deriva de valens  “ser fuerte, valiente, grande, poderoso”. La Biblia describe a un hombre con un título semejante: “Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra. Este fue vigoroso cazador delante del ETERNO; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante del ETERNO”. (Gén. 10:8-9). Se decía que cazaba con arco y flecha.

Cupido: Viene del verbo Latín cupere, que significa “deseo”. Cupido era el hijo de Venus, la diosa romana de la belleza y el amor. También conocida como Eros en la antigua Grecia, él fue el hijo de Afrodita. Según el mito, él fue responsable de impregnar numerosas diosas y mortales. Cupido fue un arquero de apariencia infantil (recuerde, Nimrod era un arquero hábil). La mitología describe a Cupido como teniendo ambas personalidades cruel y feliz. Él utilizaría sus flechas invisibles, con la punta cubierta con oro, para impactar a hombres y mujeres confiados, causándoles enamorarse locamente. Él no hacía esto para beneficio de ellos, sino para manejarlos con pasión intensa, para hacer sus vidas miserables, y para reírse de los resultados.

Origenes de la fiesta a Valentin según los Italianos

Esta fiesta tuvo su origen en la Lupercalia, una festividad del antiguo imperio romano, que honra a Lupercus, el dios pastoral de los italianos. De acuerdo a una antigua leyenda, unos niños gemelos, Remo y Rómulo, habían sido abandonados por su tío en el Monte Palatino, una de las siete colinas de Roma. Según la leyenda, los gemelos fueron recogidos por una loba recién parida, que los había amamantado y criados en una cueva de aquel lugar. Al crecer, los gemelos, se convirtieron en los fundadores de Roma, donde hoy día se encuentra la sede de la Iglesia Católica.

La leyenda establece que el amor de la loba fue el motivo por el cual los gemelos fueron salvados de la muerte. Por lo tanto, los romanos escogieron el día 14 de febrero para honrar el amor de una bestia que, hoy día, figura como el símbolo nacional de la nación italiana.

Origenes de la fiesta a Valentin según los países Nórdicos

En los países nórdicos es durante estas fechas es cuando se emparejan y aparean los pájaros, de ahí que este periodo se vea como un símbolo de amor y de creación. Algunos creen que es una fiesta cristianizada del paganismo, ya que en la antigua Roma se realizaba la adoración al dios del amor, cuyo nombre griego era Eros y a quien los romanos llamaban Cupido. En esta celebración se pedían los favores del dios a través de regalos u ofrendas para conseguir así encontrar al enamorado ideal. También, y hace muchos siglos, fue tradicional en Inglaterra la “fiesta de los valentinus”, donde se elegían a hombres y a mujeres para que formaran pareja.

 

Origenes de la fiesta a Valentin según la Iglesia Católica

Otras fuentes centran el origen de la historia de San Valentín en la Roma del siglo III, época en la que el cristianismo era perseguido. En este periodo también se prohibía el matrimonio entre los soldados ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla que los hombres casados porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias. Es en estas circunstancias cuando surge la figura de San Valentín, un sacerdote cristiano que ante tal injusticia decide casar a las parejas bajo el ritual cristiano a escondidas de los ojos romanos. Valentín adquiere por proteger a los enamorados y auspiciar bodas secretas gran prestigio en toda la ciudad, a causa de sus acciones había sido martirizado y decapitado un 14 de febrero por el emperador romano, Claudio el Cruel, en el año 270 DC.

Transformación de la historia

La Santa Sede quiso acabar con esta celebración pagana y canonizó a San Valentín como patrón de los enamorados, por aquel entonces era tradición entre los adolescentes practicar una curiosa fiesta pagana derivada de los ritos en honor del dios Lupercus, dios de la fertilidad que se celebraba el día 15 de febrero, la Lupercalia (conocida como la “fiesta de licencia sexual”) fue mantenida por los antiguos romanos en honor de Luperco, el dios de la fertilidad y agricultura, protector de manadas y cosechas, y un poderoso cazador, especialmente de lobos. Los romanos creían que Luperco protegería a Roma de bandas de lobos, los cuáles devoraban ganado y personas, este rito consistía en un sorteo mediante el cual cada un chico escogía el nombre de una joven que se convertiría en su compañera de diversión durante un año.

En 494 D.C, el Papa Gelasio renombró el festival de Juno Februata como la “Fiesta de la purificación de la virgen María”. La fecha de su observancia fue más tarde cambiada del 14 de febrero al 2 de febrero. Es también conocida como la Candelaria, la presentación del Señor, la purificación de la virgen bendecida y la Fiesta de la presentación de Cristo en el Templo.

Después de que Constantino había hecho de la marca del cristianismo de la iglesia romana la religión oficial del Imperio Romano (en el año 325 D.C.), los líderes de la iglesia quisieron eliminar los festivales paganos de la gente.

No fue hasta el año 496 D.C. que la iglesia en Roma pudo hacer algo acerca de Lupercalia. Incapaz de eliminarla, el Papa Gelasio la cambió del 15 de febrero al 14 y la llamó el Día de San Valentín. Esta fue nombrada así por uno de los santos de esa iglesia, quién en el año 270 D.C, fue ejecutado por el emperador debido a sus creencias.

Diferentes mártires llamados Valentin

De acuerdo a la Enciclopedia Católica, “por lo menos tres diferentes San Valentín, todos ellos mártires, son mencionados en las primeros martirologios bajo la fecha del 14 de febrero. Uno es descrito como un sacerdote de Roma, otro como un obispo de Interamna (actualmente Terni), y estos dos parecen haber sufrido en la segunda mitad del tercer siglo y haber sido sepultados sobre la vía Flaminia, pero a diferente distancia de la ciuda, el tercer San Valentín, que sufrió en África junto con un número de compañeros.

Las historias a través de los años son cambiadas de acuerdo a las conveniencias de los poderes del momento y son transformadas en sedantes de fe y creencias.

El ser humano necesita creer en el amor, la fuerza, el poder, el perdón la reconciliación, necesita apoderarse de sentimientos de ser correspondido querido amado, deseado.

Las necesidades principales del ser humano son definidas según los psicólogos en fisiológicas, de seguridad, de pertenencia y afecto, estima o reconocimiento y autorrealización, es por esto que los encargados de marketing y ventas deben tener pendiente a la hora de vender sus productos que necesita el hombre, que llena ese vacío emocional del que carece.

El comercio y las personas han utilizado el amor como excusa para matar lentamente los sentimientos, para matarte continuamente trecientos sesenta y cuatro días y un solo acordarse de que existes, recordarse decirte te quiero, lo siento, eres importante, gracias por ser y estar, las grandes propagandas y regalas nublan las mentes de las ovejas que se dejan conducir a través del laberinto de ser unos más del montón, que no ven mas allá de las narices de lo que quiere el sistema que veas.

No quiere decir esto que los regalos no sean buenos y que te sientas el ser mas apreciado y amado de la tierra cuando algo tiene un pequeño detalle hacia ti, esto se enfoca en no ser conducidos como ovejas fieles al matadero de la mentira, la falta de amor propio, la falta de estima, la falta de amor y respeto, la falta de conciencia la cual se deja manipular a través de la carencia de seres propios.

** Ana Lucia Ortega

Por favor , déjenos su comentario...