Clinton dice haber dejado las controversias; Trump lo niega

0
794
Hillary Clinton speaks at a women's equality event March 9, 2015 in New York. Two women with global clout -- Hillary Clinton and Melinda Gates -- released a sweeping report on Monday showing that women are still far from winning equality in leadership positions. The "No Ceilings Full Participation" report is a review of progress made by women since the 1995 Beijing conference laid out a platform of action for achieving gender equality. The report was released at the start of a 12-day UN conference on women that will focus on women's political power and their influence in economic decision-making. The report was compiled by the Clinton and Gates foundations, the Economist Intelligence Unit and the World Policy Center of the University of California in Los Angeles. AFP PHOTO/Don EmmertDON EMMERT/AFP/Getty Images ORG XMIT: 540649911 ORIG FILE ID: 538680296

Hillary Clinton defendió vigorosamente a la fundación de su familia frente a las críticas de Donald Trump el viernes y declaró tener confianza en que no habrá nuevas y llamativas críticas contra el organismo, sus correos electrónicos ni nada más que pudiera socavar sus posibilidades de derrotarlo en noviembre.

Dijo que los programas de ayuda humanitaria de la Fundación Clinton, una organización privada, continuarán si ella es elegida, incluso mientras Trump y otros críticos argumentan que hacerlo presentaría un conflicto de interés.

En una entrevista en el programa “Morning Joe” de la cadena MSNBC, la nominada presidencial demócrata mantuvo su ataque verbal hacia la campaña del magnate, al afirmar que está construida con base en el “prejuicio y la paranoia” y sirve a un sector radical marginal del Partido Republicano.

Clinton busca contrarrestar los intentos de Trump por granjearse a los votantes moderados que se han sentido intranquilos por sus controvertidas afirmaciones y propuestas de políticas. Mientras tanto, él ha estado suavizando su tono en lo que respecta a la inmigración y ha procurado acercarse a los afroestadounidenses, que tradicionalmente suelen sufragar por los demócratas.

Clinton también está dirigiéndose a los electores moderados —y especialmente de entre los republicanos— al presentar a Trump y a sus partidarios como extremistas, y mostrar la contienda como una en la que no hay “una opción normal entre un republicano y un demócrata”. Ha contrastado a Trump con los excandidatos presidenciales republicanos John McCain y Bob Dole, y el expresidente George W. Bush, elogiando los pasos decisivos que éstos tomaron para contrarrestar el racismo y el sentimiento antimusulmán.

A cambio, Trump intenta mostrar que la racista es Clinton.

Ha divulgado un video en línea que incluye tomas de la exprimera dama en las que se refiere a algunos delincuentes jóvenes como “súper depredadores” en la década de 1990. El video también muestra al exrival demócrata de Clinton, Bernie Sanders, que denuncia la frase como “un término racista”. Desde entonces Clinton ha ofrecido disculpas por haber usado dicha frase.

Trump tuiteó lo siguiente el viernes: “Qué rápido olvida la gente que la Deshonesta Hillary llamó “SUPER DEPREDADORES” a los jóvenes afroestadounidenses – ¿Ya ofreció disculpas?”

El multimillonario también dice que la candidata demócrata intenta generar distractores a las preguntas que giran en torno a los donativos a la Fundación Clinton y el uso exclusivo que hizo ella de sus servidores privados de correo electrónico para asuntos oficiales mientras fungía como secretaria de Estado.

En su entrevista telefónica, se le preguntó a Clinton si estaba segura que no hay correos electrónicos ni vínculos de la fundación a entidades extranjeras que pudieran causar algún impacto en sus aspiraciones a la presidencia. Respondió: “Estoy segura”, y mencionó su sólida comprensión del trabajo que realiza la fundación.

Altos líderes republicanos han hallado terreno común con Trump en sus críticas a la Fundación Clinton y el uso que ella hizo de su servidor de correo electrónico. Pero han guardado un notorio silencio y se han abstenido de defender al multimillonario en lo que respecta a los ataques de Clinton de que hay racismo en su campaña.

___

Lerer reportó desde Hartford, Connecticut. Jill Colvin contribuyó desde Washington y Jonathan Lemire desde Manchester, New Hampshire.

___

Por LISA LERER y KEN THOMAS

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*