Calvin Klein da un fuerte mensaje desde la pasarela de NY

0
136

El mensaje no pudo haber sido más claro y directo: la primera colección de Raf Simons para Calvin Klein abrió y cerró con la canción de David Bowie “This is Not America” (“Esto no es Estados Unidos”) en la Semana de la Moda de Nueva York.

“Cuando uno tiene una voz, debe usarla”, dijo Simons entre bambalinas apenas la semana pasada al presentar su colección de ropa masculina, y eso fue exactamente lo que hizo el viernes para su muy esperado desfile con Calvin Klein.

Simons no solo usó música para transmitir su mensaje. El día previo, Calvin Klein les envió a los invitados bandanas estampadas con una nota que decía “Unidad, inclusión, esperanza y aceptación: acompáñennos en Calvin Klein usando la bandana blanca”.

También la ropa, diseñada junto con Pieter Mulier, tuvo un mensaje de inclusión al mezclar una variedad de estilos. “Refleja el medio ambiente”, escribió Simons en sus notas. “Es la unión de personajes e individuos diferentes, como los propios Estados Unidos”.

Hubo guiños al oeste estadounidense, con chaquetas de mezclilla, jeans holgados y coloridas camisas estilo vaquero; al estilo deportivo americano, con mangas separadas a rayas similares a calentadores de brazos; y al impecable estilo de negocios, con trajes y abrigos en coloridos patrones.

Entre las prendas más llamativas estuvieron algunos vestidos, abrigos y faldas recubiertos con una capa de plástico que las hizo ver como regalos envueltos en celofán. En un vestido, el plástico cubría un destello de plumas blancas, amarillas y negras. Un abrigo amarillo peludo también tuvo este efecto laminado.

Otro adorno común fue una flor metálica plateada que se vio en chaquetas de cuero negras y camisetas de red traslúcidas que dejaron poco a la imaginación.

Asistieron al evento celebridades como las actrices Gwyneth Paltrow, Julianne Moore, Sarah Jessica Parker, Naomie Harris, Kate Bosworth, Greta Gerwig y Brooke Shields, la directora de cine Sofia Coppola y la supermodelo Lauren Hutton.

Hutton elogió tanto el contenido del desfile como su mensaje.

“Es un nuevo milagro”, dijo entre bambalinas de la llegada de Simon a la marca, un puesto que el exdiseñador de Dior tomó de manos de Francisco Costa. Cuando se le preguntó si la política debía tener una expresión en la moda, respondió: “Creo que para eso es el arte. La moda, si es buena, siempre tiene algo que decir de la sociedad”.

La diseñadora Diane von Furstenberg también estuvo entre las invitadas en la primera fila. Lució un gran botón en el que decía: “La moda comienza por la planificación familiar”.

“No se trata de política”, explicó. “Se trata de los derechos de las mujeres, sobre el cuerpo, y de derechos humanos”.

DEJE SU RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

*